Tokio. Olas de tsunami de hasta 1,5 metros alcanzaron este domingo a lejanas regiones del Pacífico, desde el extremo este de Rusia y Japón hasta las remotas Islas Chatham de Nueva Zelanda, luego de que un poderoso terremoto remeció a Chile, dejando más de 300 personas muertas.

Las autoridades ordenaron que cientos de miles de residentes en Japón, Nueva Zelanda, las Filipinas y la región rusa de Kamchatka fuesen evacuadas luego del terremoto de este sábado en Chile, uno de los más poderosos del mundo en un siglo, pero no se conocieron de inmediato reportes de daños.

En Japón, un tsunami de 1,45 metros alcanzó al puerto pesquero de Otsuchi en la costa norte del Pacífico, informó la agencia de noticias Kyodo. Olas más pequeñas llegaron a una zona del territorio desde la pequeña isla de Minamitori, a 1.950 kilómetros al sur de Tokio, hasta la isla de Hokkaido en el norte, dijo la agencia meteorológica de Japón.

Funcionarios japoneses han ordenado o recomendado a los residentes de unas 540.000 casas en la costa del Pacífico del país que evacuen la zona y dijeron que las olas posteriores podrían ser mucho mayores.

"Las olas totalmente desarrolladas del tsunami están comenzando a llegar", dijo el profesor Yoshinobu Tsuji de la Universidad de Tokio al canal de televisión público NHK. "Esta no es la última", agregó.

Es la primera gran alerta de tsunami de Japón en 17 años y sólo la cuarta desde 1952, dijo la Agencia Meteorológica de Japón.

"El descuido podría ser el peor enemigo. En el pasado, incluso si las olas no eran tan grandes, ha habido enormes daños con un tsunami de dos metros", dijo el primer ministro, Yukio Hatoyama, a periodistas.

Los servicios de trenes fueron detenidos en muchas zonas junto a la costa del Pacífico y algunas carreteras fueron cerradas.

Los vehículos de la policía y camiones de bomberos vigilaban los caminos costeros, en tanto, los botes pesqueros, buscando evitar cualquier tsunami, salieron al mar bajo un cielo gris con ráfagas de nieve en algunas zonas.

El área que podría ser más golpeada, donde murieron cerca de 140 personas en un tsunami hace 50 años, tiene muchas bahías pequeñas que podrían concentrar la fuerza de las olas.

"Las olas podrían subir por tierra, así que por seguridad deberían evacuar a un lugar mucho más alto que la altura prevista de las olas", dijo el funcionario de la Agencia Meteorológica de Japón Yasuo Sekita en una conferencia de prensa.

La agencia dijo que las primeras olas no serían las mayores y que la alerta seguiría en efecto por un largo tiempo.

En 1986, un sismo de magnitud 8,5 y un tsunami dejaron más de 22.000 muertos en el noreste de Japón. Otro terremoto de magnitud 8,1 remeció la misma región en 1993, dejando 3.064 muertos.

En mayo de 1960, un tsunami llegó a las costas de Hokkaido y otras zonas del norte del Pacífico, después de un terremoto en Chile, dejando cerca de 140 personas muertas.

Las primeras olas que llegaron a Nueva Zelanda se reportaron en las remotas Islas Chatham, a unos 800 kilómetros al este del país, con una altura de hasta 1,5 metros, informó el Ministerio de Defensa Civil.

Una residente de Pitt, una de las islas más pequeñas del grupo, dijo que las marejadas seguían aumentando de tamaño.

"La bahía se vació. Tomó como un minuto y medio y regresó, en cerca de la misma cantidad de tiempo", dijo Bernadette Malinson a una radio local. "La marejada está aumentando -al menos hasta dos metros actualmente", agregó.

Hawái evitó graves daños este sábado, cuando un tsunami apenas tocó sus costas, aunque se advirtió a sus residentes que se mantuviesen alejados de las zonas costeras debido a que el océano podría mantenerse agitado por varias horas.

Situación en Rusia. Un tsunami con olas de hasta 80 centímetros alcanzó este domingo la costa este de Rusia, pero no se reportaron daños.

Una serie de olas alcanzó a la Península de Kamchatka, en el extremo oriental de Rusia y al noreste de Japón, con un máximo de 80 centímetros, dijo una funcionaria en el Centro de Tsunamis Sakhalin. Las olas seguían llegando a las cercanas islas Kuriles, afirmó.

Luego, la alerta de tsunami fue levantada para la Península de Kamchatka, dijo una portavoz del Ministerio de Emergencias de la región. "No se han reportado daños", sostuvo.

La volcánica Península de Kamchatka es la región más oriental de Rusia, a nueve husos horarios de Moscú. Fuertemente militarizada durante la Unión Soviética, ahora es un centro de minería de platino, cobre, oro y níquel.

Decenas de personas fueron evacuadas de sus hogares en la costa de las Islas Kuriles, informó la agencia de noticias estatal RIA, citando a un funcionario local. La mayoría de los residentes de las islas viven en tierras altas, declaró el funcionario.

El remoto archipiélago de islas escasamente habitadas se extiende desde el noreste de Japón a la Península de Kamchatka. Japón reclama cuatro de las islas, y una disputa territorial ha tensado las relaciones con Rusia desde la Segunda Guerra Mundial.

Varios botes abandonaron los puertos para refugiarse de las olas en el mar abierto al oeste de las islas, dijo un funcionario del gobierno regional a RIA.

Japón evacuó a cientos de miles de personas por temores de que pudiese llegar una ola de tres metros. El tsunami recorría el Pacífico desde Chile, donde un terremoto de magnitud 8,8 se registró el sábado, dejando más de 300 personas muertas.