La comunicación terrestre entre Tegucigalpa y San Pedro Sula (norte), las dos ciudades más importantes de Honduras, resultó interrumpida por un derrumbe a causa de las lluvias, informó este domingo el Cuerpo de Bomberos.

El deslizamiento de tierra se registró en el sector de El Balín, cerca del lago de Yojoa, unos 150 kilómetros al norte de Tegucigalpa, indicó a periodistas el portavoz del Cuerpo de Bomberos en Tegucigalpa, Óscar Triminio.

Agregó que maquinaria pesada fue llevada al sitio a primeras horas de este domingo para despejar la vía, la más importante de Honduras.

El mal tiempo afecta a todo el país, con precipitaciones que han provocado la crecida de ríos y quebradas, según fuentes de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) y de la Oficina de Pronósticos de la Dirección de Aeronáutica Civil.

Las lluvias, acompañadas de tormentas eléctricas, causaron inundaciones la noche de este sábado en varios sectores de Tegucigalpa, entre ellos una zona de mercados que es cruzada por una quebrada.

En la capital hondureña también se han registrado deslizamientos de tierra y la caída de árboles, entre otros daños reportados por los bomberos.

En el sector de Quimistán, departamento occidental de Santa Bárbara, un rayo le causó lesiones a una mujer y sus cuatro hijas, que buscaban protegerse de la lluvia bajo un árbol.

Un hombre que se movilizaba en bicicleta fue arrastrado este viernes por las aguas de una quebrada en el sur del país, señalaron las autoridades.

Las lluvias, producto del paso de una onda tropical y la actividad de la Zona Intertropical de Convergencia que afecta a la región centroamericana, continuarán este domingo en Honduras, dijo Triminio.