El director general de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), José Graziano da Silva, elogió este domingo los avances de América Latina en la lucha contra el hambre.

Durante la Conferencia de la FAO, Graziano da Silva aseveró que la región va por buen camino pues es la que tiene mayor número de países que han reducido a menos de la mitad el número total de personas que padecen por el hambre.

Esa combinación de incremento productivo agrícola con programas sociales ha demostrado ser efectiva en países como Perú, Brasil, Cuba y Nicaragua, destacó.

Subrayó que la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños permite integrar más toda la región, lo cual facilita el camino hacia los objetivos por alcanzar.

El directivo dijo a Prensa Latina que es el único continente que tiene un reto con fecha fijada en 2025 para erradicar el hambre, a través de la iniciativa América Latina y Caribe Sin Hambre 2025.

Graziano da Silva manifestó que además de la producción es necesario aumentar el acceso de la población a los alimentos, principalmente de los más pobres y menos favorecidos.

Vamos por buen camino, sobre todo estamos enfocando nuestra labor en la eliminación del hambre y la malnutrición, pero hay que concentrar los esfuerzos en quienes tienen más dificultades.

Esa agencia de Naciones Unidas reconoció a los países que alcanzaron logros excepcionales con vistas a mejorar la seguridad alimentaria de los ciudadanos.

Varios son latinoamericanos, entre ellos Perú, Guyana, Nicaragua, Cuba, Venezuela y San Vicente y las Granadinas.

También fueron distinguidos Brasil, Chile, Honduras, Panamá y Uruguay por haber disminuido la prevalencia de la subnutrición en 50% o más con respecto al nivel de 1990-1992.