Washington. El Ejército estadounidense podría reducir su participación en Haití en dentro de tres a seis meses, mientras otras organizaciones internacionales asumen mayores roles para proveer seguridad y asistencia ante el desastre, informaron el martes funcionarios del Pentágono.

El vicealmirante Alan Thompson, director de la Agencia de Logística de Defensa, dijo que líderes militares prevén una "ventana de seis meses (....) de ayuda intensa" por parte del Pentágono en respuesta al terremoto del 12 de enero, que causó la muerte de hasta 200.000 personas y dejó a miles heridos y sin hogar.

Thompson describió al Ejército estadounidense como comprometido a entregar apoyo humanitario y de seguridad "hasta que otras organizaciones puedan asumir el rol".

Además agregó que "mi sensación sería que probablemente en el período de tiempo de tres a seis meses sería cuando habría esfuerzos para intentar traspasar parte del apoyo".

Funcionarios del Pentágono dijeron que el esfuerzo de asistencia es un trabajo en progreso y que la programación para cualquier reducción de la participación de las tropas estadounidenses podría cambiar.

El marco de tiempo de tres a seis meses "es ciertamente una buena ventana de planificación logística, pero el Ejército estadounidense está comprometido a estar ahí por el tiempo que sea necesario", dijo John Kirby, portavoz del Estado Mayor Conjunto.

El Pentágono ha enviado más de 15.000 miembros del personal militar a Haití, de los cuales 4.700 se encuentran en terreno.

La Agencia de Logística de Defensa está enviando 14.000 millones de paquetes de comida a Haití como parte del esfuerzo de asistencia, precisó.