La Asamblea Legislativa de El Salvador prohibió 53 agroquímicos ante la posibilidad de que provoquen una extraña enfermedad renal que ha causado al menos 5.808 muertos desde 2002 en el país, informó una fuente parlamentaria.

La prohibición se aplicará gradualmente en un plazo de dos años y fue aprobada por 45 votos por el Parlamento, de 84 escaños, según un comunicado del órgano Legislativo.

El comunicado indicó que la medida se adoptó en la noche del jueves, mediante dos reformas de ley para "regular la producción, prohibición, comercialización, distribución, importación, exportación y empleo de pesticidas y fertilizantes en los cultivos agrícolas".

"Se prohíbe el uso de 53 plaguicidas y fertilizantes que contengan metales pesados o metaloides en su formulación; varios de éstos tendrán que sustituirse en un plazo no prorrogable de un año y de dos años para otros", señala el texto de las reformas.

Las reformas afectan la Ley sobre Control de Pesticidas, Fertilizantes y Productos para Uso Agropecuario y la Ley de Sanidad Vegetal y Animal, según la fuente.

Los ministerios de Agricultura y Ganadería y de Salud coordinarán la aplicación de la medida, cuyo incumplimiento derivará en sanciones económicas.

Diputados del gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y de partidos aliados dijeron en el debate que con la prohibición se busca prevenir que aumente la incidencia de la enfermedad renal, que afecta principalmente a trabajadores agrícolas.

El FMLN y algunos aliados votaron por las reformas, con la abstención de la opositora Alianza Republicana Nacionalista y otros partidos.

El Ministerio de Salud ha dicho que los agroquímicos podrían ser una de las principales causas de la extraña enfermedad renal crónica en El Salvador, aunque ha aclarado que las investigaciones no han concluido y que también hay otros factores que inciden en ese mal.

Un diputado del partido minoritario Gran Alianza por la Unidad Nacional, Mario Tenorio, afirmó que, según el Ministerio de Salud, la mayoría de pacientes que padecen la enfermedad renal crónica en la zona costera del país se asocia a "factores tóxicos-ambientales y ocupacionales agrícolas", añadió el comunicado.

La enfermedad, que también afecta a otros países centroamericanos, sobre todo en zonas costeras del Pacífico, ha causado al menos 5.808 muertes en El Salvador desde 2002, de las que 486 se registraron el año pasado, según reportes del Ministerio de Salud.

La ministra de Salud, María Isabel Rodríguez, anunció el 17 de agosto pasado que se enviaría al Parlamento una propuesta de ley para regular los agroquímicos, pero la prohibición aprobada anoche fue una iniciativa de diputados oficialistas.

Con esta medida se están "prohibiendo los (productos) más peligrosos para la vida, la salud y el medio ambiente", afirmó la diputada Nery Díaz, del FMLN, según la nota del Legislativo.