Ámsterdam. El único sobreviviente del accidente de un avión libio en el que murieron 103 personas es un niño holandés de 9 años que regresaba de un safari con su familia en Sudáfrica, dijo este jueves un periódico holandés.

El Airbus A330-200 de Afriqiyah Airways volaba desde Johanesburgo a Trípoli cuando se estrelló este miércoles al intentar aterrizar en el aeropuerto de la capital libia.

Desde que ocurrió el siniestro las noticias sobre la identidad del joven superviviente eran confusas, pero el ministro de Relaciones Exteriores holandés dijo este jueves que era un niño de nombre Rubén originario de la ciudad de Tilburgo, en el sur de Holanda.

"Un empleado de la embajada holandesa en Trípoli habló con él. Le dijo que su nombre era Ruben, que tenía 9 años y que era de Tilburgo. Lo está llevando razonablemente bien dadas las circunstancias", dijo el ministro holandés en un comunicado.

El niño ha sufrido fracturas en las piernas pero su condición era estable, dijeron este miércoles los médicos del hospital de Trípoli.

Una mujer, que dijo ser la abuela del niño al diario holandés Brabants Dagblad, señaló que viajaba con su hermano de 11 años Enzo y sus padres Trudy y Patrick van Assouw, y que habían estado en un safari en Sudáfrica.

"No comprendemos nada. Es como si estuviéramos en una película", dijo An van de Sande al diario.

El ministro de Relaciones Exteriores dijo que unos tíos del niño habían aterrizado en Trípoli e iban a visitar rápidamente al niño. En el avión también viajaban seis funcionarios holandeses, incluidos especialistas en la identificación de personas y en la investigación de siniestros aéreos.

A última hora de este miércoles, Afriqiyah Airways ajustó ligeramente el detalle de nacionalidades de las víctimas mortales: 58 holandeses, 6 sudafricanos, 2 libios, 2 austriacos, 2 británicos y un alemán, un francés y un zimbabuense.

Además, el avión llevaba 11 miembros de tripulación, todos de nacionalidad libia, y 19 personas cuya nacionalidad aún está pendiente de confirmación, dijo Afriqiyah.

El avión es del mismo tipo que el del vuelo 447 de Air France que se precipitó al Atlántico el 1 de junio del año pasado. La causa del siniestro aún no ha sido identificada.