Washington. Estados Unidos y Haití restringieron este viernes los vuelos que llegan para ayudar a las víctimas del sismo, debido a la congestión y los problemas logísticos en el aeropuerto, pero continuaron llegando más aviones con ayuda, dijeron funcionarios.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo que la ayuda enviada de su país había llegado al principal aeropuerto de Haití, en Puerto Príncipe.

Otros países como Brasil, México, Canadá, Francia, Colombia, Rusia, Japón y Gran Bretaña también enviaron aviones con personal de rescate y suministros.

Los vuelos comerciales fueron suspendidos desde que el devastador sismo asolara Haití el martes, un hecho que podría haber dejado hasta 140.000 muertos, según dijeron este viernes autoridades del empobrecido país caribeño.

American Airlines y Spirit Airlines son dos de las líneas aéreas estadounidenses que vuelan a Haití.

American está operando vuelos con ayuda humanitaria.

La Casa Blanca esperaba acelerar el envío de suministros.

"Tenemos seguridad en el aeropuerto", dijo el portavoz de Obama, Robert Gibbs.

"Y esperamos poder seguir entrando recursos y luego ver cómo distribuir esos recursos", indicó.

Personal de la Fuerza Aérea montó en los últimos dos días un centro logístico de emergencia en el aeropuerto internacional Toussaint Louverture.

La Administración Federal de Aviación estadounidense (FAA, por su sigla en inglés), instaló un nuevo sistema de navegación, pero las autoridades de Haití siguen a cargo de los frágiles servicios de control aéreo, dijeron funcionarios en Washington.

La FAA dijo el viernes que sólo los vuelos autorizados con anticipación para aterrizar en Puerto Príncipe podrían entrar en el espacio aéreo haitiano, que permanece cerrado.

Aviones de grandes dimensiones cargados con suministros y provenientes de muy lejos tendrían prioridad, dijo la FAA.

El aeropuerto tiene una capacidad limitada para descargar suministros y no hay combustible disponible para reabastecer a los aviones que parten.

Algunos vuelos fueron desviados a Santo Domingo, en la vecina República Dominicana.