Puerto Príncipe. Diez ciudadanos estadounidenses enfrentarán este lunes una audiencia judicial en la capital de Haití, Puerto Príncipe, luego de que fueran arrestados por la sospecha de tráfico de niños.

Los cinco hombres y las cinco mujeres negaron una conducta dolosa tras ser arrestados cuando intentaban llevar 33 niños a la vecina República Dominicana, sin documentos que permitieran probar que se habían realizado adopciones o que eran huérfanos.

Los estadounidenses pertenecían a la fundación del estado de Idaho New Life Children's Refuge.

El primer ministro haitiano, Jean-Max Bellerive, dijo que los estadounidenses podían enfrentar acusaciones serias.

"No arrestamos estadounidense, arrestamos secuestradores", dijo Bellerive a Reuters.

"Sólo esperamos que las personas hayan estado actuando de buena fe y que hayan estado haciéndolo para tratar de ayudar a los niños", declaró el funcionario.

En declaraciones a la cadena CNN, Bellerive dijo que estaba preocupado sobre el riesgo de adopciones ilegales y tráfico de menores.

"Ya tenemos reportes de una gran cantidad de tráfico (de menores) e incluso de tráfico de órganos", dijo, aunque no citó casos específicos.

En tanto, Laura Silsby, una líder del grupo de Idaho, dijo que “la verdad en última instancia es que vinimos a ayudar a los niños, y sabemos que Dios revelará la verdad".

Según la agencia Reuters, Silsby había señalado previamente que el grupo tenía permiso de la República Dominicana para llevar a los niños a un orfanato allí.