Puerto Príncipe. La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, viajó a Haití el sábado en un avión que transportaba suministros de emergencia, cuatro días después un terremoto que según autoridades de la isla podría haber dejado hasta 200.000 muertos.

Clinton se dirigió a Puerto Príncipe para reunirse con el presidente haitiano, Rene Preval, en el aeropuerto de la ciudad. La funcionaria planea entregar ayuda humanitaria y regresar con los estadounidenses evacuados.

Funcionarios estadounidenses dijeron que el avión en el que viajaba Clinton llevaría varios miles de dólares en alimentos y provisiones para los 140 miembros del personal de la embajada estadounidense en Haití. Además, llevará además 100 cajas de raciones de alimentos de emergencia y 100 contenedores de agua, indicaron.

Clinton, que acortó un viaje a la región de Asia-Pacífico el miércoles por causa del terremoto, dijo el viernes que su viaje a Haití apuntaba a observar de cerca tanto el daño como el despliegue de los esfuerzos de ayuda.

"También vamos a transmitir de manera muy directa y personal al pueblo de Haití nuestro apoyo incondicional a largo plazo, solidaridad y empatía", sostuvo Clinton.

Clinton y el director de la Agencia para el Desarrollo Internacional, Rajiv Shah, planean reunirse con trabajadores de ayuda estadounidenses en su viaje de un día.

Rescatistas estadounidenses trabajaron durante la noche para sacar a los sobrevivientes de entre las ruinas de un supermercado, donde podría haber atrapadas hasta 100 personas. El grupo estaba a punto de rendirse cuando recibió la noticia de que una cajera que había logrado llamar a alguien en Miami para decir que estaba con vida.

"Ya hemos recogido alrededor de 50.000 cadáveres y anticipamos que habrá entre 100.000 y 200.000 muertos en total, aunque nunca sabremos la cifra exacta", dijo a Reuters el ministro del Interior, Paul Antoine Bien-Aime.