Mangalore. Investigadores inspeccionaban una quebrada en el sur de India buscando la caja negra de un Boeing 737-800 que se estrelló al salirse de la pista de aterrizaje sobre una colina, causando la muerte de 158 personas.

Expertos en accidentes aéreos examinaban los escombros y recogieron algunos de los restos de la nave, pero aún estaban buscando la caja negra con las grabaciones del vuelo que podrían ayudarlos a determinar las causas del accidente de este sábado.

El vuelo de Air India Express que transportaba desde Dubái a 166 personas, incluyendo la tripulación, se estrelló cuando intentaba un aterrizaje complicado en el aeropuerto de la ciudad de Mangalore que se encuentra al lado de una quebrada.

Una agencia de noticias de Emiratos Árabes Unidos dijo previamente este sábado que la caja negra del avión había sido encontrada, aunque la información no fue confirmada.

Ocho personas sobrevivieron al accidente, en su mayoría tras saltar del avión cuando se partió en dos durante el aterrizaje.

"No es posible dar razón alguna para el accidente a menos que encontremos la caja negra", dijo a Reuters Peter Abraham, director del aeropuerto de Mangalore.

Alrededor de una decena de expertos en aviación fueron vistos mientras examinaban el destrozado casco del avión. A la distancia, trabajadores usaban excavadoras y cortadoras de metal para despejar los escombros.

Colaboración de EE.UU. Un equipo de forense estadounidense llegó a India para ayudar con las investigaciones, dijeron funcionarios. También se espera que llegue un equipo de Boeing.

"Es mejor tener una visión independiente y entender lo que pasó", dijo Arvind Jadhav, jefe de la compañía estatal Air India. Air India Express es una unidad de Air India.

Aunque no está claro cuál fue la causa del accidente, algunos canales de televisión indios se centraron en la posibilidad de un error humano.

El ministro de Aviación Civil de India, Praful Patel, dijo que no había indicios de problema alguno durante el aterrizaje del avión. El clima y la visibilidad eran buenos, sostuvo.

"Todos los otros parámetros como las funciones de la nave y la pista de aterrizaje parecían muy normales, de modo que tuvo que haber sido un aterrizaje normal", indicó. "Pero no quiero especular sobre la causa", señaló.

India ha visto un crecimiento explosivo de las aerolíneas privadas debido a la creciente demanda de la clase media del país.

Es el mayor desastre aéreo en el país en más de una década, pero una serie de accidentes leves en grandes aeropuertos, incluidos los de Nueva Delhi y Mumbai, han motivado un debate sobre cómo la antigua infraestructura de la India no logra seguir el ritmo del crecimiento económico.

Funcionarios dijeron que los 158 cuerpos de las víctimas fatales fueron recuperados.

Todos los pasajeros eran ciudadanos indios, dijo un funcionario de Air India en Dubái. Muchos posiblemente eran trabajadores indios contratados en Dubái, el rico emirato del Golfo que emplea a miles de hombres y mujeres de países asiáticos más pobres, a menudo para puestos en servicios.

"Recordé que cuando un avión se estrella estalla en llamas, así que intenté alejarme lo más posible", dijo a Reuters Sabrina Haq, una pasante de medicina de 22 años, desde una cama en el hospital A.J. de Mangalore.

"No recuerdo si alguien me sacó o me caí del avión. No quería morir", afirmó.

La joven quedó con una pierna rota y golpes en la cara.

Había cierto caos en la morgue del hospital. Familiares acongojados se amontonaban para recibir los restos de sus seres queridos. Pero todavía quedaban 12 cuerpos por identificar, dijo Jadhav. Los médicos dijeron que estaban realizando pruebas de ADN sobre los restos.