Las autoridades de Salud de Honduras investigan la muerte de al menos cinco niños de la región de La Mosquitia, en el Caribe, que han fallecido a causa de una extraña enfermedad que pudieron haber contraído por una neurotoxina, informó este domingo una fuente oficial en Tegucigalpa.

Uno de los miembros de la Comisión Interventora que dirige temporalmente la Secretaría de Salud, Luther Castillo, dijo a periodistas que además de los cinco menores fallecidos, hay otros tres con la misma sintomatología, en estado grave, desde hace unos ocho días.

Agregó que los casos han sido registrados en la comunidad de Plaplaya, departamento de Gracias a Dios, limítrofe con Nicaragua.

Según Castillo, la enfermedad comienza a manifestarse con un pequeño dolor en la planta de los pies, seguido de una parálisis de las extremidades inferiores que sube hasta la cadera con un dolor intenso.

El paciente también sufre de escalofríos, pérdida de fuerza muscular, cefalea, hipertensión arterial y dificultad para hablar debido a un adormecimiento alrededor de la boca.

La situación es complicada, porque los enfermos viven en una región remota como la de La Mosquitia, a la que solamente se puede acceder por vía aérea o marítima.

El personal médico que ha sido enviado a la zona solamente ha podido descubrir que los pacientes presentan la misma característica, por lo que deducen que la enfermedad estaría siendo causada por una neurotoxina.

El funcionario indicó que se estudia crear una comisión interinstitucional para investigar si algunos alimentos que han consumido los enfermos están contaminados con insecticidas u otros elementos químicos.

La edad de los cinco menores fallecidos oscilaba entre los siete y catorce años, según el informe oficial.

Las autoridades recomiendan el traslado de los otros tres enfermos al Hospital Mario Catarino Rivas, de San Pedro Sula (norte), la segunda ciudad más importante de Honduras, para tener un mejor diagnóstico de sus casos.