Dublin. Irlanda cerrará nuevamente este martes sus aeropuertos por varias horas debido a la nube de ceniza volcánica originada en Islandia, que el mes pasado causó un caos en el tráfico aéreo de Europa.

La Autoridad de Aviación Irlandesa (IAA por su sigla en inglés) dijo que impondría restricciones a todos los vuelos de despegue y aterrizaje en el país entre las 0600 y 1200 GMT, debido al riesgo para los motores de los aviones.

Los vuelos sobre Irlanda desde el Reino Unido y Europa no se verán afectados, mientras que los viajes en Europa continental operarán normalmente, indicó.

El mes pasado, los vuelos sobre Europa se vieron afectados por una interrupción de seis días en el espacio aéreo, ante el temor de que la ceniza volcánica generada por una erupción en Islandia dañara los motores de las naves.

"Irlanda cae dentro del área donde se prevén concentraciones de ceniza volcánica que exceden los niveles de tolerancia de los motores", sostuvo el lunes la IAA en un comunicado.

La entidad señaló que la información del Centro de Alertas de Ceniza Volcánica indicaba que la zona de no vuelo afectaría Dublín, Shannon, Galway, Sligo, Ireland West, Donegal, Cork y Kerry.

El presidente ejecutivo de IAA, Eamon Brennan, dijo a una cadena local que la nube de cenizas podría afectar partes de Escocia más tarde en el día. La IAA tiene previsto hacer una revisión de la situación el martes por la mañana.

"Estamos muy optimistas de que (la nube de cenizas) se disipará y podríamos ser optimistas ante las proyecciones para Dublín y Shannon para mañana por la tarde", dijo Brennan, en referencia a los aeropuertos de esas ciudades.