Jerusalén. Fuerzas israelíes abordaron el sábado otro barco con ayuda rumbo a Gaza, mientras Washington describió como "insostenible" el bloqueo sobre el enclave que llevó esta semana al Estado judío a protagonizar un sangriento ataque contra activistas que dejó nueve muertos.

La marina israelí, cuyas acciones el pasado lunes provocaron fuertes críticas de la comunidad internacional, tomó control del Rachel Corrie sin incidentes, informó el Ejército.

Irlandeses y otros activistas a bordo del barco habían ignorado las órdenes israelíes para desviarse al puerto Ashdod en Israel.

"De acuerdo a reportes iniciales, no hubo violencia o heridos entre los soldados o la tripulación, dado que el uso de la fuerza fue innecesario y no se produjeron disparos", afirmó el Ejército de Israel en un comunicado.

Los activistas a bordo del barco representan el último intento por terminar con el bloqueo de cuatro años impuesto por Israel sobre la Franja de Gaza, que busca evitar que el movimiento Hamas refuerce su arsenal para luchar contra el Estado judío.

"Este ha sido otro acto descarado de piratería israelí en altamar", dijo Kevin Squire, coordinador nacional de la Campaña de Solidaridad Palestina de Irlanda en Dublín, uno de cuyos miembros estaba a bordo de la nave abordada el sábado.

Críticas de EE.UU. El incidente en el Mediterráneo se produjo después de que Washington, un aliado clave de Israel, dijera que su bloqueo de la Franja de Gaza, gobernada por Hamas, era "insostenible y debe modificarse", en lo que se considera la crítica más clara de Estados Unidos al embargo que ha perjudicado la vida de 1,5 millones de palestinos en los últimos cuatro años.

Turquía, el único aliado musulmán de Israel, ha sido el más severo en la condena al Estado judío por la muerte de nueve activistas de nacionalidad turca en el asalto del lunes. El primer ministro Tayyip Erdogan acusó a Israel el viernes de violar su propio mandamiento bíblico de "No matarás".

Los resultados de la autopsia a las víctimas, según un periódico británico, mostraron un total de 30 disparos contra los activistas que perecieron, muchos a quemarropa. Entre los fallecidos estaba un turco con nacionalidad estadounidense.

Una portavoz del grupo Gaza Libre que apoya al Rachel Corrie, cuyo contacto con los activistas del barco era intermitente, dijo que el carguero había avistado a los buques de guerra alrededor de las 06.00 hora local (03:00 GMT).

El barco de propiedad irlandesa lleva ese nombre en honor a la activista estadounidense pro palestinos Rachel Corrie, que murió cuando una excavadora israelí la arrolló en la Franja de Gaza en el 2003.

El portavoz del Gobierno israelí Mark Regev dijo que los motivos de los activistas eran políticos y no humanitarios y que habían rechazado una propuesta irlandesa-israelí para resolver la entrega de la ayuda.

"El viernes a última hora, los activistas rechazaron categóricamente el entendimiento entre los gobiernos de Israel e Irlanda que permitía la entrega de toda la ayuda humanitaria del carguero al pueblo de Gaza", dijo el funcionario.

"Al hacerlo demostraron claramente que su objetivo no es ayudar al pueblo de Gaza sino hacer una manifestación política a favor del régimen de Hamas", agregó.

Insostenible.  Israel dice que su bloqueo a la Franja de Gaza, impuesto después de que Hamas capturó el territorio en el 2007 y expulsó a Fatah, la facción del presidente palestino Mahmoud Abbas, tiene por objetivo evitar que lleguen armas y suministros militares a la zona.

Washington había exhortado al barco que se dirige a Gaza a desviarse a un puerto israelí para reducir el riesgo de violencia, pero también manifestó su opinión de que el polémico embargo no podía durar de la misma manera.

"Trabajamos con urgencia junto a Israel, la Autoridad Palestina y otros socios internacionales para desarrollar nuevos métodos para entregar más bienes y asistencia a Gaza", dijo en un comunicado Mike Hammer, portavoz del Consejo de Seguridad Interior de la Casa Blanca.

"Las disposiciones actuales son insostenibles y deben ser modificadas. Por ahora, llamamos a todos los comprometidos a que se unan a alentar decisiones responsables de todos los lados para evitar confrontaciones innecesarias", sostuvo.

En Dublín, el ministro de Relaciones Exteriores irlandés, Michael Martin, dijo que "aquellos a bordo del Rachel Corrie han indicado que están listos para aceptar la inspección de su carguero en el mar, antes de atracar en Gaza".

Los resultados de la autopsia realizada a nueve activistas turcos que fueron atacados el lunes mostraron que recibieron un total de 30 disparos, muchos a quemarropa, y cinco perecieron por heridas de bala en la cabeza, informó el sábado el diario británico The Guardian.

Un joven de 19 años llamado Fulkan Dogan, que también tenía ciudadanía estadounidense, recibió cinco disparos desde una distancia menor a 45 centímetros: en la cara, detrás de la cabeza, dos balas en la pierna y una en la espalda, dijo el diario.

Otras 48 personas recibieron disparos y seis activistas aún permanecen desaparecidos.

En sus declaraciones más severas hasta el momento, el primer ministro turco, Tayyip Erdogan, acusó a Israel el viernes de violar sus propios mandamientos bíblicos.

"Les estoy hablando en su propio idioma. El sexto mandamiento dice 'no matarás'. ¿No lo entendieron?", dijo Erdogan a sus partidarios en un discurso televisado.

"Lo repetiré nuevamente. Lo diré en inglés 'you shall not kill'. ¿Siguen sin entender? Entonces lo diré en su propio idioma, les digo en hebreo 'Lo Tirtzakh'", declaró.