Viena. Las naciones árabes podrían utilizar una reunión de la ONU de vigilancia atómica que se celebrará la próxima semana para llamar la atención sobre la política israelí de ambigüedad nuclear e instar a que se una al Tratado de No Proliferación (TNP).

Las discusión llega luego de una conferencia de un mes de la ONU en Nueva York para revisar el TNP que ejerció presión sobre Israel, y en momentos en que el Estado judío se encuentra bajo escrutinio internacional tras el asalto a una flotilla de ayuda humanitaria que se dirigía a la Franja de Gaza.

Aunque no se espera ninguna conclusión, esta será la primera vez que la junta de gobernadores de la Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA, por su sigla en inglés) discuta el tema desde 1991. Diplomáticos dicen que puede ser utilizado para desviar la atención de temas perennes como Irán y Siria.

En la agenda, a pedido de las naciones árabes, el debate sobre "la capacidad nuclear israelí" podría ser descartado si suficientes miembros de la IAEA se oponen, aunque diplomáticos dicen que esto es poco probable.

Las naciones árabes quieren que el jefe del organismo Yukiya Amano presente la postura de los países sobre cómo implementar una resolución de la IAEA que dice que Israel debe poner todos sus sitios atómicos bajo inspección y a su vez lo insta a adherirse al TNP.

Amano consultó a los estados miembros de la IAEA a principios de este año su punto de vista sobre la resolución. Pero los diplomáticos dicen que es muy pronto para que pueda presentar su informe en la reunión y que está dispuesto a hacerlo a finales de año.

"¿Cuál es exactamente el propósito de esto ahora sino el de generar un impulso y probablemente algo de presión en el período previo a la próxima conferencia general de la IAEA en septiembre?", preguntó un diplomático europeo.

"Esto, por supuesto, brinda la oportunidad de hablar, lo que sin duda va a suceder", agregó.

Ambiguedad nuclear. El voto de naciones en desarrollo ayudó a impulsar la resolución de Israel de septiembre pasado, la primera en 18 años de intentos de los países árabes en la asamblea anual de la IAEA. Israel lamentó la medida y muchos de sus vecinos siguen siendo hostiles a su existencia.

Israel, como India, Pakistán y Corea del Norte, está fuera del TNP y es ampliamente asumido que dispone de un arsenal atómico, aunque nunca lo ha confirmado o negado.

Al mantenerse al margen del TNP, Israel no ha tenido que negar las armas nucleares o admitir a los inspectores en sitios donde los analistas creen que se han producido armas atómicas.

Irán, miembro del TNP, ha permitido a inspectores nucleares de la ONU tener algún acceso, aunque sea a regañadientes.

Los países occidentales sostienen que miembros del tratado como Irán y Siria, que están bajo investigación de la IAEA por sospechas de proliferación, son un tema más apremiante para el organismo.