Jerusalén. Israel dijo este lunes que realizará su propia investigación del asalto mortal de la semana pasada contra una flotilla de ayuda humanitaria que se dirigía a Gaza, después de rechazar una propuesta de Naciones Unidas para una pesquisa internacional.

En declaraciones hechas en el Parlamento en respuesta a una moción de no confianza introducida por partidos de la oposición por el ataque del 31 de mayo, el ministro de Defensa, Ehud Barak, dijo que Israel examinará formas de minimizar la fricción al reforzar su bloqueo de la Franja de Gaza, gobernada por Hamas.

Soldados israelíes mataron a tiros a nueve turcos durante el asalto contra la flotilla que se dirigía a Gaza. Dijeron que respondieron en defensa propia frente a los activistas que portaban cuchillos y palos.

Israel rechazó el domingo una propuesta del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, de realizar una investigación internacional liderada por el ex primer ministro de Nueva Zelanda Geoffrey Palmer y que incluyera a representantes turcos, israelíes y estadounidenses.

"Tenemos la intención de realizar una investigación de los eventos", dijo Barak, sin dar detalles del formato de la misma.

El ministro dijo que la investigación se hará aparte de una pesquisa militar separada y que buscará establecer si el bloqueo israelí de Gaza de cuatro años y su ataque "cumplieron con los estándares de la ley internacional".

"Sacaremos lecciones a nivel político (y) en el establecimiento de la seguridad", dijo Barak.

"Desde el evento hemos escuchado y leído montañas de conversaciones y preguntas y sin duda en los próximos meses deberemos discutir lecciones (...) tal vez formas adicionales de lograr los mismos objetivos del bloqueo, al reducir lo más posible el potencial para la fricción", agregó.