Oslo/Londres. El tráfico aéreo en gran parte del norte de Europa se vio interrumpido este jueves por las cenizas arrojadas por una erupción volcánica en Islandia, dijeron las autoridades aeronáuticas.

"Debido a la ceniza, el tráfico aéreo de la zona marítima entre Escocia, Noruega, el norte de Suecia, Gran Bretaña, Noruega y el norte de Finlandia está siendo limitado", dijo la agencia aeroportuaria finlandesa, Finavia.

Una erupción volcánica en Islandia llenó este miércoles el aire de humo negro y vapor blanco.

El Servicio Nacional de Tráfico Aéreo británico dijo que por recomendación del servicio meteorológico había restringido el número de aviones que volaban por el espacio aéreo del país.

"La ceniza volcánica representa una amenaza significativa para la seguridad de los aviones", dijo en un comunicado.

"Estamos siguiendo la situación con la oficina meteorológica, Eurocontrol y los países vecinos, y trabajando estrechamente con las aerolíneas para ayudar a informar sobre las decisiones respecto a sus operaciones", agregó el comunicado.

Los londinenses Heathrow y Gatwick y otros aeropuertos cancelaron vuelos y todos los procedentes o dirigidos a Escocia también se anularon al cerrar los aeropuertos de Aberdeen, Edimburgo y Glasgow.

El aeropuerto de Belfast (Irlanda del Norte) y el de Newcastle (norte de Inglaterra) también cerraron.

La aerolínea británica de bajo presupuesto easyJet dijo que la nube de ceniza, que se prevé que se dirija al sur, estaba causando "alteraciones significativas" a todas las aerolíneas que operaban vuelos hacia y desde Gran Bretaña.

Cientos de vuelos hacia o desde otros aeropuertos británicos, como Bristol, Cardiff, Manchester, East Midlands y los londinenses Stansted y Luton también fueron cancelados, aunque los aeropuertos seguían abiertos.

Finnair dijo que el tráfico aéreo había sido cerrado en zonas del norte de Finlandia.

La agencia de noticias noruega NTB dijo que el espacio aéreo en el norte de Rusia, zonas de Gran Bretaña y Dinamarca también podía verse afectado.

La cadena nacional NRK citó a un portavoz de Avinor diciendo que estaba considerando cerrar las restantes rutas.

La noruega Air Shuttle dijo que cancelaba unos 80 vuelos, mientras que SAS también anuló muchos de los suyos, según el aeropuerto de Oslo.

No estaba claro cuándo se reanudaría el tráfico aéreo. Los vuelos internacionales al sur y este del aeropuerto de Oslo no estaban afectados, dijo la agencia NTB.