Brasilia. El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, instó a su homólogo de Estados Unidos, Barack Obama, a acelerar los esfuerzos para ayudar a Haití luego de un terremoto que se teme habría dejado decenas de miles de muertos en la nación caribeña.

En una llamada telefónica desde Brasilia, Lula dijo a Obama que a Brasil le gustaría sumarse a Estados Unidos y Naciones Unidas para el esfuerzo de recaudación de fondos que podrían ayudar al país caribeño, que fue dejado en ruinas por un terremoto el martes.

"Brasil está listo para participar junto a Estados Unidos y la ONU y coordinar una reunión de donantes (...) Necesitamos acelerar las cosas para que podamos ayudar a reconstruir a Haití", dijo Lula Brasilia.

Decenas de miles de personas podrían haber muerto debido al terremoto más poderoso que ha remecido a Haití en más de 200 años, que destruyó el palacio presidencial y barriadas pobres , dejando al país de 9 millones de habitantes pidiendo ayuda internacional.

Los intereses de Brasil en Haití han aumentado desde que la nación sudamericana asumió el liderazgo de la fuerza de paz de la ONU desplegada en el país caribeño en el 2004 después de que pandillas y ex soldados obligaron al presidente electo Jean-Bertrand Aristide a huir al exilio.

Al menos 11 soldados brasileños de la misión de paz en Haití murieron en el terremoto.

Obama dijo a Lula que se reunirá el jueves con el ex presidente estadounidense Bill Clinton para discutir la situación en Haití y acelerar los esfuerzos de ayuda.

El gobierno de Brasil enviará alimentos, un equipo de 50 bomberos y perros de rescate, agregó Lula.