El Master of Business Administration (MBA) está de aniversario. En 2010, se cumplen 100 años desde que Harvard Business School denominó de este modo a su programa de maestría en negocios, el que había creado y comenzado a impartir dos años antes. Lo notable es que, un siglo después, el concepto sigue vigente en todo el mundo, gracias al esfuerzo que hacen las grandes instituciones académicas por actualizar sus contenidos, potenciar la investigación y atraer los mejores profesores, con el fin de mantener su relevancia en el exigente mundo de los negocios.

Como existe un creciente grupo de latinoamericanos que está dispuesto a encontrar en cualquier parte del planeta el recurso académico que les permita destacarse en las filas empresariales, AméricaEconomía Intelligence presenta la nueva edición del ranking de las mejores escuelas de negocios del mundo para los latinoamericanos.

En 2010, y por tercer año consecutivo, Harvard Business School lidera la tabla seguida por la británica London Business School y, encaramada en el tercer lugar, la española IE Business School.

Con una metodología simplificada, el estudio de este año evalúa dimensiones como la selectividad con que las facultades eligen a sus estudiantes, la calidad del faculty, el incremento en el salario al terminar el programa, la conexión con América Latina y, por último, el prestigio de las escuelas de negocios de acuerdo a una encuesta realizada a ejecutivos de toda América Latina.

La selectividad de las escuelas, al momento de escoger a los postulantes, es la dimensión más importante de este ranking. Dentro de ella se considera el puntaje en el GMAT, examen de admisión para graduados en gestión de empresas, con el que se presentan los aplicantes. El test es en inglés y el puntaje promedio que pidieron las escuelas de negocios en 2009 fue de 674 puntos. Siete más que en 2008. Es que la excelencia académica de los estudiantes refleja el nivel de competitividad existente entre quienes postulan a estas escuelas, y su alto rendimiento hace que año a año suba el puntaje de aceptación. De esto pueden dar fe los cerca de 56.000 aplicantes que son rechazados anualmente en el proceso de postulación.

La calidad de los profesores que tienen las universidades participantes es otra de las dimensiones que mide este estudio. La preocupación de las escuelas por tener la mayor excelencia académica en su faculty, es un sello distintivo en ellas, por lo que no debiera sorprender que el porcentaje de PhD que imparte clases en las aulas de programas globales es de 94,7% este año, un poco más arriba que los que había en 2009 (93,4%), lo que refleja el esfuerzo sistemático por mejorar la calidad académica de sus planteles docentes.

Otro factor de decisión importante fue la perspectiva de crecimiento salarial. El 36% de los encuestados por AméricaEconomía Intelligence señaló que uno de los grandes beneficios que les entregó un MBA fue el aumento de sueldo una vez finalizado el programa. El ranking evalúa esta dimensión midiendo la variación en éste, y los resultados reafirmaron la opinión de los lectores. El promedio del salario de un ejecutivo, al entrar a cursar uno de los MBA analizados, es de US$57.000 anuales, cifra que al finalizar el programa sube a US$110.000 anuales en promedio. Esto habla de 91,2% de aumento en los sueldos anuales, lo que traducido a dólares representa la no despreciable cifra de más de US$53.000 al año, uno de los beneficios más evidentes de cursar un MBA.

Redes de calidad. Un elemento importante que considera este estudio, pero con una puntuación menor, es la conexión que las escuelas globales tienen con América Latina. Esto se mide especialmente por la cantidad de convenios entre ellas, y otras actividades que fomentan la integración e interacción de estudiantes y docentes latinoamericanos con sus pares fuera de la región.

De un total de 155 convenios con escuelas de América Latina, los países preferidos por las escuelas globales para establecer alianzas son México y Brasil en primer lugar, con 28 acuerdos, y luego Chile con 25 convenios. Otro dato interesante son los 1.399 alumnos latinoamericanos que durante 2010 estudiarán en estas escuelas, 24,4% más que en 2009.

Las escuelas de negocios con más alto puntaje en esta dimensión son las españolas IE Business School, gracias a su continuo esfuerzo por aumentar las redes con la región, y el IESE de la Universidad de Navarra.

En cuanto al prestigio, el sondeo realizado por AméricaEconomía Intelligence entrega interesantes datos de la reputación de las escuelas, criterio considerado el más importante al momento de elegir, con 33% de las preferencias. Harvard resulta favorita, luego Wharton School y, en tercer lugar, el Instituto de Empresa. Cuarta queda la norteamericana Kellogg School of Management de Northwestern University.

La versión 2010 de este estudio incorpora nuevos actores a la competencia, donde destaca la fuerte entrada de la asiática Hong Kong University of  Science and Technology en el puesto número 14. También llegan a marcar presencia otras dos escuelas de Asia y seis nuevas universidades norteamericanas. Para próximas ediciones se espera el ingreso de escuelas de países como India, que entrarán a competir de igual a igual con las consolidadas norteamericanas y europeas.

Haga click acá y vea el ranking de las mejores escuelas de negocios globales para latinoamericanos.