Moscú. La cifra de muertos por el desastre ocurrido el fin de semana en una mina de carbón en Siberia subió este martes a 47, dijeron funcionarios de servicios de emergencia.

Cuarenta y tres personas aún siguen desaparecidas en Raspadskaya, la mayor mina de carbón de Rusia, tras el desastre minero con mayor número de víctimas fatales ocurrido en el país en los últimos tres años.

El primer ministro ruso, Vladimir Putin, arribó a la región de Kemerovo -en el centro de Siberia, donde se ubica la mina- y visitó a los sobrevivientes heridos en un hospital, dijeron las agencias. Posteriormente viajó a la mina, en la ciudad de Mezhdurechensk.

"Ordeno la investigación más detallada sobre las causas del accidente, la situación en la mina y las acciones de autoridades específicas", dijo con tono severo Putin, vestido de negro, a funcionarios en comentarios transmitidos por la televisión local.

"Necesitamos saber qué llevó a un número tan elevado de víctimas (...), a una tragedia de semejante escala", declaró el primer ministro.

Putin dijo que deben aprenderse lecciones para crear "soluciones sistémicas orientadas a evitar que se repitan tragedias semejantes" en la industria minera rusa.

Más de 350 mineros estaban bajo tierra cuando dos explosiones sacudieron a Raspadskaya, unos 3.000 kilómetros al este de Moscú, durante el fin de semana. La mayoría de ellos logró escapar.

Aman Tuleyev, gobernador de la región de Kemerovo, dijo que el tiempo se está agotando para rescatar a los atrapados en áreas de la mina donde los sistemas anti inundación han fallado.

La primera explosión sacudió la mina poco antes de la medianoche del sábado (1700 hora GMT).

Valery Korchagin, portavoz del Ministerio de Emergencias en la región, dijo que 19 de los muertos eran rescatistas que ingresaron a la mina tras la explosión inicial.

Agencias de noticias rusas citaron al ministro de Emergencias, Sergei Shoigu, diciendo que un súbito estallido de metano y polvo de carbón podría haber causado el desastre.

Las explosiones de minas y otros accidentes industriales han provocado repetidos pedidos de líderes rusos a realizar mejoras en la infraestructura de craqueo y una observación más estricta de las reglas de seguridad.

Los críticos del Kremlin dicen que poco se ha logrado en estas situaciones.

La mina Raspadskaya tiene reservas por 450 millones de toneladas de carbón y produjo 8,9 millones de toneladas en el 2007, según funcionarios de la compañía.

El grupo siderúrgico y minero Evraz posee una parte de Raspadskaya.