Moscú. La cifra de muertos provocados por el desastre ocurrido el fin de semana en una mina de carbón en Siberia aumentó el miércoles a 60, luego de que se recuperaron ocho cadáveres más, dijeron autoridades rusas.

Otras 30 personas continúan desaparecidas tres días después de explosiones que sacudieron la mina Raspadskaya, en la ciudad de Mezhdurechensk, unos 3.000 kilómetros al este de Moscú.

Agencias de noticias han citado al ministro de Emergencias, Sergei Shoigu, declarando que un súbito estallido de gas metano y polvo de carbón podría haber causado las explosiones.

El desastre es el que más víctimas fatales ha causado en una mina rusa desde que 110 personas murieron por una explosión de gas metano en la mina Ulyanovskaya, localizada también en la rica región carbonífera de Kemerovo, en marzo del 2007.