Frankfurt/Milán. La nube de ceniza volcánica proveniente de Islandia provocó este domingo la suspensión de vuelos en el sur de Alemania, Austria y partes de España y Portugal, pero Italia reabrió su espacio aéreo.

Aeropuertos del sur de Alemania como Múnich, Stuttgart y algunos terminales aéreos regionales fueron cerrados a las 13.00 GMT del domingo hasta nuevo aviso, dijo la agencia alemana de control de aviación, DFS.

La agencia de aviación austríaca, Austro Control, informó que cerraría los aeropuertos de la nación, la mayoría hasta este lunes en la mañana, mientras su equivalente británico, NATS, dijo que los terminales aéreos en Escocia también cerraron este domingo.

La propagación de una nube de cenizas de un volcán en erupción bajo el glaciar Eyjafjallajokull en Islandia detuvo gran parte del tráfico aéreo europeo cerca de una semana a mediados de abril.

Las aerolíneas tuvieron que cancelar cerca de 100.000 vuelos, varando a millones de pasajeros.

Cerca de 24.000 vuelos se esperaban en el espacio aéreo europeo este  domingo, alrededor de 1.000 (4%) por debajo del promedio para esta época del año, dijo en Bruselas un funcionario de la agencia europea de tráfico aéreo, Eurocontrol.

Los vuelos transatlánticos se han visto obligados a ser desviados, lo que provocaba algunas demoras, añadió Eurocontrol antes en una declaración. "Sin embargo, no hubo un número significativo de cancelaciones", agregó la agencia.

El número de vuelos el sábado en Europa totalizó 22.424, cerca de 200 por debajo de niveles normales, dijo Eurocontrol.

Operaciones normales.  Los aeropuertos italianos reabrieron desde el domingo a las 1200 GMT, tras el cierre de una gran parte del espacio aéreo en el norte del país en la mañana, dijo la autoridad de aviación civil ENAC.

Los aeropuertos de la parte oriental del norte de Italia y de Venecia, Trieste y Rimini permanecieron abiertos, indicó ENAC.

Varios aeropuertos del norte de España, incluyendo a Barcelona, reabrieron el domingo después de estar cerrados el sábado.

Pero la autoridad de la aviación civil española dijo que un cambio en la dirección de la nube de cenizas los había forzado a cerrar siete aeropuertos a las 1400 GMT: Asturias, Santander, Bilbao, Salamanca, Valladolid, León y Burgos.

Todos los otros aeropuertos estaban abiertos.

Irlanda prevé imponer restricciones al tráfico aéreo en los aeropuertos del oeste del país el domingo, tras el cierre de varios días esta semana.

En Portugal, el aeropuerto de la segunda ciudad más grande del país, Oporto, fue cerrado hasta el mediodía (1000 GMT), mientras que la autoridad de aviación francesa dijo que unos 30 vuelos desde París hacia el sur de Europa fueron cancelados, aunque los cielos franceses permanecen abiertos.

Las cenizas volcánicas son abrasivas y pueden afectar superficies aerodinámicas y paralizar el motor de un avión. La electrónica del avión también puede verse afectada.