Ciudad del Vaticano/Bruselas. Un obispo belga renunció este viernes tras admitir que abusó sexualmente de un joven mientras estuvo a cargo de la diócesis de Brujas.

"Cuando aún era un simple sacerdote y por un tiempo cuando comencé como obispo, abusé sexualmente de un joven en mi entorno cercano", dijo el obispo de Brujas, Roger Vangheluwe, en un comunicado durante una conferencia de prensa en Bruselas.

"Me arrepiento profundamente de lo que he hecho y presento mis sinceras disculpas a la víctima, a su familia, a la comunidad católica y a la sociedad en general", expresó.

El obispo dimitió después de que una persona cercana a la víctima se quejó ante la Iglesia. Su caso es el primero del tipo en Bélgica, a pesar de que una comisión eclesiástica dijo que está investigando cerca de 20 casos posibles en el país.

Cientos de casos de abusos por parte del clero han salido a la luz en Europa y en Estados Unidos durante el último mes mientras las revelaciones alientan a las víctimas a hacer públicas sus acusaciones.

El profesor Peter Adriaenssens, presidente de una comisión que fue establecida por la Iglesia Católica en 2000 para investigar casos de abuso sexual, dijo a la conferencia de prensa que está analizando alrededor de 20 casos adicionales tras recibir las respectivas quejas.