Ginebra. La Organización Mundial de la Salud (OMS) admitió este lunes que hubo problemas en el manejo de la gripe pandémica, incluyendo fallas en comunicar la incertidumbre sobre el nuevo virus mientras la enfermedad se propagaba por el planeta.

Keiji Fukuda, el máximo experto sobre influenza de la OMS, dijo que el sistema de seis niveles de la agencia de Naciones Unidas para declarar una pandemia había generado confusión sobre el virus, el que finalmente no resultó tan mortífero como la temida gripe aviaria.

"La realidad es que hay una enorme cantidad de incertidumbre (en una pandemia). Creo que no hicimos saber la incertidumbre que fue interpretada por muchos como un proceso no transparente", dijo Fukuda.

El experto se dirigió a una asamblea de 29 expertos externos en influenza convocados a una cita de tres días para revisar el manejo que hizo la OMS de la primera pandemia de influenza en 40 años.

Los críticos han dicho que la OMS generó pánico sobre la llamada gripe porcina, que resultó ser una enfermedad con efectos moderados. Muchos Gobiernos se apuraron a ordenar y acumular vacunas que en muchos casos quedarán sin uso.

Algunos cuestionaron sus vínculos con la industria farmacéutica después de que compañías como GlaxoSmithKline y Sanofi-Aventis obtuvieron grandes ganancias produciendo vacunas para la gripe H1N1.

La influenza H1N1, que surgió en México y Estados Unidos hace casi un año, ha causado la muerte de 17.770 personas en 213 países, de acuerdo a la OMS, que declaró que se trataba de una pandemia en junio de 2009.

La mayoría de las víctimas han sido jóvenes, con un promedio de edad de 37 años, contra los 75 años de las personas que mueren tradicionalmente de gripe estacional.

La OMS necesitará otro año o tal vez dos para determinar la tasa final de mortalidad del virus más reciente. La pandemia aún está vigente.

La diferente, pero altamente letal cepa H5N1 de la gripe aviaria, que ha causado la muerte de 60% de las personas infectadas desde 2003, "generó un alto nivel de temor sobre la siguiente pandemia", dijo Fukuda.

Esto generó dificultades para cumplir con las demandas de información de la gente mientras el virus H1N1 se expandía a través de las fronteras y blogs y otros medios de información generaban especulación y críticas, según el funcionario de la OMS.

"La población en el mundo tiene un muy alto nivel de expectativas sobre la información inmediata", dijo Fukuda.

Una de las grandes sorpresas fue que sólo una dosis de vacuna era suficiente para proveer inmunidad, mientras las demandas de los Gobiernos se habían planificado bajo el supuesto de que se necesitaban dos dosis, añadió.

Esto implica que algunos países tienen sobredimensionados sus inventarios, mientras que algunas naciones pobres tienen poco o ningún acceso al suministro de vacunas.

"La confusión sobre las fases y el nivel de severidad permanece como un asunto muy desconcertante", dijo Fukuda, refiriéndose a la escala de seis niveles de la OMS la cual considera la propagación geográfica del virus, pero no su severidad.