Brasilia. Once soldados brasileños que trabajaban para la fuerza de paz de la ONU en Haití resultaron muertos por el fuerte sismo que asoló el país, dijo este miércoles el Ejército brasileño en un comunicado.

Al menos otros siete soldados brasileños estaban desaparecidos o atrapados bajo los escombros, dijo el Ejército en un comunicado.

"Podría haber más muertos y desaparecidos, esa es la información que tenemos hasta el momento", dijo el general de Ejército Carlos Barcellos a la prensa en Brasilia.

Uno de los edificios en los que vivían tropas brasileñas "colapsó completamente" y los soldados buscaban sobrevivientes, dijo la Cancillería en un comunicado.

Brasil encabeza el contingente de tropas de paz de la ONU desplegadas en 2004, después que una rebelión de bandas de ex soldados forzó la renuncia del presidente electo Jean-Bertrand Aristide.

Miles de personas podrían haber muerto en Haití después que el peor sismo en 200 años demolió el palacio presidencial y decenas de otros edificios, dejando a la empobrecida nación de 9 millones de habitantes suplicando por ayuda internacional.

Brasil contemplaba enviar el miércoles cinco aviones con suministros, incluyendo agua y comida tanto para el uso civil como para las tropas, explicó Barcellos. El país donará entre 10 y US$15 millones y 14 toneladas de comida.

El mayor país de Latinoamérica tiene 1.266 soldados y fuerzas de la Armada en Haití como parte de un contingente multinacional de unos 9.065 efectivos de varias naciones, desde Jamaica hasta Sri Lanka.

La comunicación telefónica y el tránsito en Haití era imposible por culpa de los escombros, dijo el general Barcellos en una conferencia de prensa en Brasilia.