Las infecciones por coronavirus en América casi se duplicaron en la última semana aupadas por la variante ómicron, al alcanzar 6,1 millones de casos al 8 de enero, dijo el miércoles la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne.

Los casos se están acelerando rápidamente en todos los rincones de América, aseveró Etienne en rueda de prensa, y los sistemas de salud enfrentan desafíos a medida que aumentan las hospitalizaciones.

"Los contagios se aceleraron rápidamente durante temporada navideña, alcanzando niveles de transmisión nunca antes vistos durante esta pandemia", aseguró Etienne.

"No obstante, gracias al poder protector de las vacunas, las muertes por COVID-19 no aumentan con la ola actual de infecciones", agregó.

Si bien la variante delta sigue causando nuevas infecciones en la región, según las tendencias actuales, ómicron está camino a convertirse en la cepa dominante en América, estimó Etienne. Actualmente, 42 países y dependencias de los 60 de América la han detectado en su territorio.

Ómicron, la variante más contagiosa del coronavirus hasta ahora, ha generado récord de casos diarios en Estados Unidos y Europa mientras más gobiernos alrededor del mundo vuelven a imponer restricciones de movilidad para frenar los casos.

Con el 62% de su población inoculada con esquema completo, América es la región con mayor porcentaje de vacunación contra el COVID-19. Sin embargo, funcionarios de la OPS aseguraron el miércoles que aún hay muchos sin protección, en especial menores de edad y personas con enfermedades preexistentes.

Etienne pidió a los gobiernos de la región que den prioridad a la vacunación de refuerzo para el personal de salud, ya que la nueva ola de infecciones no será "leve" y ya está desafiando la fuerza laboral en hospitales y clínicas.