Washington. Patos salvajes que son inmunes a los efectos de la gripe aviaria H5N1 podrían estar propagando el virus a lo largo y ancho en sus viajes migratorios, informaron el lunes investigadores del gobierno de Estados Unidos.

El rastreo por satélite de los patos golondrinos en migración mostró que vuelan desde un pantano infectado por la gripe aviaria en Japón a áreas de anidación en Rusia, comentaron científicos del Servicio Geológico de Estados Unidos y de la Universidad de Tokio.

El estudio no demostró que los patos golondrinos transportaron el virus, pero podrían estar infectados con la cepa de virus H5N1, sin dar signos de enfermedad.

La gripe aviaria ha estado circulando en Asia y Oriente Medio con brotes ocasiones en Europa desde el 2003.

A pesar de que es inusual que el virus infecte a las personas, cuando lo hace es altamente mortal: la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha documentado 493 casos y 292 fallecimientos.

Además causa la muerte de gallinas y otras especies de aves que carecen de inmunidad y puede ocasionar severos daños en las granjas de aves de corral

Expertos temen que tenga el potencial de causar una pandemia de gripe en humanos, que sería mucho peor que la pandemia de influenza H1N1.

En un reporte para la revista Ibis, los investigadores describieron cómo adjuntaron transmisores de satélite a 92 patos golondrinos varios meses antes de que el virus H5N1 fuese descubierto en cisnes cantores que estaban muertos o agónicos en un pantano de Japón.

Doce por ciento de los patos golondrinos utilizados para el estudio usaron el mismo pantano que los cisnes infectados. Más tarde algunos de ellos emigraron a áreas de anidación en el este de Rusia.