La Valeta. El Papa Benedicto XVI prometió el domingo en Malta a víctimas de abusos sexuales por parte de sacerdotes que la Iglesia Católica haría todo lo posible por llevar a los criminales ante la justicia e implementar medidas para proteger a los niños en el futuro.

En una reunión con un pequeño grupo de víctimas luego de una misa durante su visita de dos días a la isla mediterránea, el Pontífice dijo estar "profundamente conmovido por sus historias y expresó su verguenza y pena", dijo a periodistas el portavoz del Vaticano reverendo Federico Lombardi.

"El rezó con ellos y les aseguró que la Iglesia está haciendo, y continuará haciendo, todo lo que está en su poder para investigar las acusaciones, a fin de llevar a la justicia a los responsables de abusos e implementar medidas efectivas para proteger a los jóvenes en el futuro", declaró Lombardi.