Johanesburgo. El presidente sudafricano Jacob Zuma, quien afronta críticas de que su vida amorosa está socavando las campañas de sexo seguro, reveló el domingo resultados de exámenes médicos para demostrar que es VIH negativo.

Zuma, quien tiene tres cónyuges, ha generado controversia por tener un hijo fuera del matrimonio y haber admitido que tuvo sexo sin protección con una mujer VIH positiva.

Detractores acusaron a Zuma de tener una actitud arrogante frente al sexo seguro que está dañando las campañas de salud del Gobierno, en un país con una de las tasas de sida más altas del mundo.

"Tras cuidadosa consideración, he decidido compartir mis resultados del examen con los sudafricanos", dijo Zuma en el lanzamiento de una campaña contra el sida en el hospital Natalspruit, al este de Johanesburgo.

"Mis resultados de abril, como los tres anteriores, registraron un resultado negativo para el virus VIH", sostuvo.

El Gobierno de Sudáfrica ha sido acusado por activistas de ser demasiado lento en su lucha contra la enfermedad, que se estima provoca la muerte de 1.000 personas cada día.

Al menos 5,7 millones de la población sudafricana de 50 millones de habitantes están infectados.