El Instituto Nacional de Estadística y Geografía de México (Inegi) reportó que se registraron más de 26.000 homicidios en 2012, lo que representó una proporción de 22 por cada 100.000 habitantes, siendo Chihuahua y Guerrero las entidades con el índice más alto.

Las cifras se derivan de la información sobre las estadísticas vitales captada de los registros administrativos generados por las entidades federativas, básicamente de defunciones accidentales y violentas, indicó la fuente.

Por su parte, los estados de Aguascalientes y Yucatán obtuvieron un índice de 4 y 2 respectivamente, son las más bajas; cabe señalar que para el caso de Chihuahua se observa una reducción de un 39% respecto al indicador observado en el 2011.

En las Oficialías del Registro Civil se captan datos de las defunciones (homicidios) a través de actas y certificados de defunción; esta información se complementa con la que proporcionan las agencias del Ministerio Público mediante los cuadernos estadísticos.

Para el cálculo de las tasas de homicidios por cada 100.000 habitantes, se utilizaron los datos referentes a las estimaciones de la población para los años 1990 - 2009 y las Proyecciones de la Población de México, 2010-2050.