Las autoridades de Jamaica decretaron estado de emergencia en dos áreas de la isla, debido a los graves incidentes causados por bandas armadas que se oponen a la extradición de un sospechoso de narcotráfico a Estados Unidos.

Según un informe oficial, hombres armados atacaron tres estaciones de policía en Kingston y áreas aledañas, e incendiaron una de ellas. Un oficial de policía resultó herido.

Estados Unidos pidió hace nueve meses a Jamaica una petición de extradición para Christopher “Dudus” Coke, la que fue negada por el primer ministro, Bruce Golding. La semana pasada cambió de decisión y ordenó arrestar al inculpado y llevarlo a las cortes para una audiencia de extradición por cargos de tráfico de drogas y armas.

Debido a los disturbios, Estados Unidos y Gran Bretaña emitieron una advertencia de viaje para sus ciudadanos, informó la Voz de América.