El número de muertos en Argentina por la explosión de un edificio se elevó este sábado a 15, confirmaron autoridades de la ciudad de Rosario, mientras que seis personas permanecen desaparecidas.

La información fue proporcionada a la prensa por el ministro de Seguridad de la provincia de Santa Fe, Raúl Lamberto, quien precisó que el cuerpo fue llevado "al Instituto de Medicina Legal para su identificación".

Según el protocolo establecido por las autoridades, la identidad de la víctima se difundirá sólo tras el contacto con los familiares.

El martes a las 9:35 hora local (1235 GMT), una explosión afectó un edificio de departamentos del centro de Rosario, la segunda ciudad de Argentina, ubicada 300 kilómetros al noroeste de Buenos Aires.

Según las primeras informaciones, en el lugar trabajaba un experto en gas junto con un colaborador. Ambos habían concurrido al sitio para reparar una falla, y actualmente están detenidos, a disposición de la Justicia, que investiga su desempeño.

En horas de la mañana de este sábado, el gobernador de la provincia de Santa Fe, Antonio Bonfatti, destacó que "hay un trabajo enorme de contención para los familiares y las víctimas".

"Ahora, lo principal, lo urgente, es encontrar a los ausentes", añadió.

El jueves, Bonfatti anunció que los moradores del inmueble siniestrado, ubicado en la calle Salta 2141, "recibirán un subsidio de 50.000 pesos (US$9.025) para la compra de muebles y 20.000 pesos (US$3.610) para alquilar una vivienda".

El hecho dejó además un saldo de 63 heridos, diez de los cuales permanecían este sábado internados.