Santo Domingo. Ciudadanos de República Dominicana reaccionaron este martes con alarma y pánico en varias zonas del país, incluyendo la capital Santo Domingo, luego del sismo de magnitud 7,0 que remeció al vecino Haití, pero las autoridades no reportaron víctimas ni daños materiales.

La Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE) reportó que una línea de 69 mil voltios salió momentáneamente de servicio a causa del sismo, afectando varias poblaciones del sur del país, informó un vocero oficial.

Después del terremoto, el Centro de Operaciones de Emergencia recomendó suspender la operación del Metro de Santo Domingo como medida de prevención, aclaró un vocero de la empresa que opera el sistema de transporte.

"Fue solo una medida preventiva", aclaró Leonel Carrasco, subdirector de la Oficina para la organización del Transporte (Opret), operadora del Metro.

"Hasta ahora sólo hemos tenido reportes de pánico y alarma entre habitantes de varias poblaciones, pero no hay víctimas ni daños materiales", dijo un vocero del COE.

Informó que tampoco se registraron daños en las zonas turísticas.

República Dominicana y Haití comparten la isla de la Española.