Que Perú se está yendo para arriba es noticia vieja. La novedad es que, para 2020, quiere que un trozo suba tan alto que llegue, literalmente, al espacio. Y se quede ahí. Al menos, ésos son los planes de la Comisión Nacional de Investigación y Desarrollo Aeroespacial (Conida), la cual obtuvo su primer éxito la segunda semana de junio al lanzar su primer cohete, el cual ascendió a 15 kilómetros de altura. El Paulet 1-B fue lanzado desde la base de Punta Lobos, Pucusana, al sur de Lima. Fabricado íntegramente con tecnología peruana, el lanzador es el primer paso de una agenda que debería culminar en 2020 cuando el primer satélite de ese país esté en órbita. En busca de  lograrlo los científicos peruanos trabajan en el desarrollo de los combustibles de segunda y tercera generación necesarios para ello.

2962