El presidente, CEO  y propietario del 51% de las acciones del holding Grupo México (GMéxico),  fue demandado por la firma de inversiones del Reino Unido,  Infund LLP, por US$2.000 millones.

José Antonio Marván,  vocero de la firma británica en la Ciudad de México, explica que la acción se interpuso ante el incumplimiento de un contrato de comisión mercantil en 2003. “Infund pagó 75 millones de dólares a través de una transferencia bancaria a Larrea para que éste suscribiera un aumento de capital a su nombre. Esta operación hacía parte de una captación en la que el Grupo México buscaba aliviar un problema de liquidez.  Sin embargo, éste nunca  endosó las acciones a Infund”. La firma demandante considera  que las acciones han generado una serie de dividendos y utilidades, y por eso  calcula la deuda en US$2.000 millones.  

Grupo México es la empresa minera más grande de México con 13 minas en operación y presencia en Chile, Perú,  Estados Unidos y Argentina. Sus ventas anuales ascienden a más de US$10.000 millones. No es el primer escándalo al cual se tiene que enfrentar el grupo. En 2007 una huelga de trabajadores paralizó por más de tres años la mina de Cananea, que solía producir el 40% de cobre del país. La empresa ha sido acusada de maltratar a sus trabajadores e incumplir sus compromisos.  

Al proceder con la demanda, un juzgado de distrito concedió una medida cautelar que congela los valores en disputa. Es decir, el 7% del capital de GMexico no podrá  circular libremente mientras dura el litigio.