El crecimiento económico de los últimos años en Colombia ha permitido –entre muchas otras cosas– la llegada de artistas de la talla de Madonna, Paul McCartney y Lady Gaga. Junto a ellos, espectáculos deportivos como el Mundial de Fútbol sub 20 están convirtiendo la actividad de la venta de entradas en uno que convoca cada vez más empresas especializadas.

Se trata sin duda de un negocio singular: se vende el acceso a una experiencia siempre única. La oportunidad de ver a quienes, habitualmente, sólo se puede ver en pantalla. “En los últimos cinco años Colombia ha tenido un vuelco a nivel de eventos internacionales al ingresar en las giras de los famosos en las artes o deportes”, confirma Jairo Calderón, el emprendedor que, hace 20 años, inventó en Colombia “eso de la venta de entradas” al fundar Ticket Express.

Durante sus primeros 10 años Ticket Express navegó en soledad por tales aguas hasta que llegó Tu Boleta, que rápidamente lo superó con uso de alta tecnología y mayor presencia en las principales ciudades. Y ahora hay un tercero en disputa. Sucede que los US$200 millones estimados que se mueven en este mercado, atrajeron –a fines del año pasado– a Cine Colombia, empresa con 85 años en el mercado de la exhibición y distribución de películas. Cine Colombia creó la división Primera Fila, porque “hay una necesidad de buen servicio”, según asegura su gerente, Santiago Posada. “Bogotá y Medellín son líderes, seguidas de Cali, Barranquilla y Bucaramanga”.

Pero para Calderón hay que ser cuidadosos y la bonanza podría no ser tanta. El empresario recuerda que las entradas, de promedio, no son económicas. Y asevera que, dado “que las personas que tienen la oportunidad de ir a ver este clase de show de estratos 4, 5 y 6” (en Colombia los estratos sociales van del 1 al 6), los llenos absolutos no siempre están asegurados. De hecho, puntualiza, “en Colombia el teatro y el espectáculo se mueven jueves, viernes y sábado y con salas a un 50%”. No es oro todo ticket que brilla.