Pío Park tenía tan sólo 21 años cuando llegó a Chile como estudiante surcoreano de intercambio, en la carrera de cine en la Universidad Mayor. Era julio del 2019 y aunque esperaba vivir una experiencia inolvidable, no sospechaba que sería tan intensa como lo fue presenciar el estallido social, desde octubre del mismo año.

Fue así como Park decidió tomar su cámara y registrar lo que veía en las calles, con sus luces y sombras.

“Yo, usando la cámara y el dron, quise expresar que la protesta en Chile era un tipo de fiesta. Porque yo vi muchas protestas en Corea, algunas muy valientes, pero la protesta en Chile es un poco diferente a la de Corea. Para mí, parecía un tipo de fiesta”, cuenta a INTERFERENCIA desde Corea del Sur.

“Los coreanos se sorprendían mucho al ver las fotos. Casi todos los coreanos que vieron la exhibición me comentaban que nunca supieron de las protestas en Chile del 2019".

En enero del 2020 partió de Chile a España, para continuar su intercambio, cargado de cientos de imágenes de la revuelta social, lo que le permitió, en 2021, publicar un libro en Corea del Sur con una recopilación de fotografías, texto que está en coreano y español, titulado 18 de Octubre, la Primavera. El libro se puede encontrar en el Museo del Estallido Social, como parte de la exposición.

En mayo de este año, Park exhibió 31 de las fotos que sacó durante el estallido social en la Blue One Gallery, una galería en Seúl, Corea del Sur, que fue visitada por coreanos y también algunos chilenos, incluyendo el cónsul Lucas Pávez.

“Los coreanos se sorprendían mucho al ver las fotos. Casi todos los coreanos que vieron la exhibición me comentaban que nunca supieron de las protestas en Chile del 2019. En casi todas las noticias, aparecía muy poco de lo que pasaba en Chile”, comenta Park.

Park ha enfocado su carrera en el trabajo fotográfico y tiene varios trabajos enfocados en su interés en las perspectivas, las líneas y geometrías de la ciudad y en fotografías desde la altura, con drones, pero afirma que su experiencia en Chile fue inolvidable.

“Sin cámara yo sentí miedo. Pero al poner la cámara en mi mano, no sé de dónde venía, pero pude sentir mucha fuerza y pude tomar muchas fotos en la Plaza Dignidad y usar mi dron para las fotos".

- ¿Cómo fue que lo pilló el estallido social en Chile?

- Yo estaba en Chile como estudiante de intercambio de la Universidad Mayor, en la carrera de cine. Yo en Corea quise estudiar español y la cultura de América Latina y también seguir estudiando mi carrera, de fotografía y medios, pero en español. Yo y mi profesora buscamos una universidad y ella me recomendó la Universidad Mayor.

"Al principio no pude entender perfectamente la situación sobre el estallido social. Por eso, al principio, pensé que sólo era una protesta muy grande. Pero después vi que la situación era diferente".

Allí tomé clases de fotografía, taller de videoclip y dirección de arte. Mi vida en Chile fue muy fantástica, muy interesante para mí, porque era todo diferente a lo que yo vivía en Corea: la luz, el clima, las estaciones, todo. Cuando llegué a Chile fue en julio del 2019, que es invierno en Chile, y yo nunca había sentido frío en julio, en esa época es verano en Corea. Eso ya fue interesante para mí. También pude viajar al sur de Chile, Valparaíso. 

Justo el día antes de empezar el estallido social, nos dieron una tarea para la universidad, que era grabar un video musical. Así que con mis amigos mexicanos, chilenos y españoles fuimos a un departamento cerca de la estación Universidad Católica, de la línea 1 del metro. Y tras grabar, pude oler y ver humo, un olor que nunca había sentido antes en mi vida. Se sentía diferente. Y había muchas personas afuera del metro y fuera del metro Baquedano. Me tomé un momento para observar y a mis amigos se les ocurrió usar un dron para ver qué estaba pasando, ya que yo tenía un dron. Y pude ver la Plaza Dignidad con fuego, con personas enojadas y había carabineros. Yo estaba sorprendido, no entendía qué pasaba.

Y la verdad es que para mí, siendo coreano, era muy difícil entender esta noticia perfectamente. Al principio no pude entender perfectamente la situación sobre el estallido social. Por eso, al principio, pensé que sólo era una protesta muy grande. Pero después vi que la situación era diferente.

Yo creo que estuve en un momento muy importante de la historia de Chile. Y la verdad, sin la cámara, yo sólo era un chico con 22 años (en edad coreana, 21 años en edad chilena). Sin cámara yo sentí miedo. Pero al poner la cámara en mi mano, no sé de dónde venía, pero pude sentir mucha fuerza y pude tomar muchas fotos en la Plaza Dignidad y usar mi dron para las fotos. Y pude sacar muchas fotos, que se pudieron compartir en Corea del Sur y otros países de América Latina.

- Usted como profesional y como artista, ¿qué sentimientos o sensaciones quiso mostrar en tus fotos del estallido social?

- Al principio, nadie en Asia tenía interés sobre lo que pasaba en Chile durante el estallido social, porque en ese momento había muchas protestas en Hong Kong. Entonces todos los ojos de los asiáticos estaban concentrados en lo que pasaba en Hong Kong. En ese momento yo quise dar a conocer las protestas en Chile, a través de mis fotos. Y quería mostrar lo que pasaba en Chile.

"También unos pocos chilenos visitaron la exhibición, incluyendo el cónsul chileno en Corea, Lucas Pávez, y se sorprendieron mucho porque ellos nunca habían esperado que un coreano tratara este tema. Y me sentí muy contento".
Yo, usando la cámara y el dron, quise expresar que la protesta en Chile era un tipo de fiesta. Porque yo vi muchas protestas en Corea, algunas muy valientes, pero la protesta en Chile es un poco diferente a la de Corea. Para mí, parecía un tipo de fiesta. Así que yo quise expresar que era una especie de fiesta.

Otra sensación que quise expresar es también la violencia. También quise mostrar todo sin edición, todo muy real.

Es verdad que parecía una fiesta a veces, incluso en año nuevo una persona me intentó vender una parrillada. 

- ¿Y cómo logró hacer una exposición de sus fotografías en Corea?

- En mayo pude hacer la exhibición y pude mostrar 31 fotografías.

Yo antes participé en un programa para publicar un libro de fotografías. Cuando empezó la protesta, yo me puse como objetivo mostrar lo que pasó en Chile con una publicación y con una exhibición. Después, pude publicar un libro en abril del 2021, con las fotografías.

Antes ya una galería me había sugerido exponer mis fotos, porque nadie en Asia trató este tema del estallido social chileno, yo creo que soy el único asiático que ha trabajado sobre el tema. En el libro hay 61 fotografías, y en la exposición hay 31 fotos.

- ¿Qué le comentaba el público, sobre todo los coreanos, que fueron a ver la exposición?

- Los coreanos se sorprendían mucho al ver las fotos. Mis amigos no, porque habían visto antes en mi instagram las fotos que yo saqué en Chile. Pero casi todos los coreanos que vieron la exhibición me comentaban que nunca supieron de las protestas en Chile del 2019. En casi todas las noticias, aparecía muy poco de lo que pasaba en Chile, a veces una línea de frases que iban pasando debajo de la pantalla en televisión, en las noticias, solamente. Y cómo ningún coreano salió lesionado o murió en las protestas, los medios no estaban muy interesados en mostrar estas noticias. Por eso muchas personas no sabían del estallido social.

"A mi parecer, el estallido social es el evento más importante de la historia de Chile después del plebiscito del fin de la dictadura".
También unos pocos chilenos visitaron la exhibición, incluyendo el cónsul chileno en Corea, Lucas Pávez, y se sorprendieron mucho porque ellos nunca habían esperado que un coreano tratara este tema. Y me sentí muy contento, porque me comentaban que les gustaron las fotos y, aunque me da timidez decirlo, decían que tenía mucho talento. Me sentí muy agradecido y muy bien. Como dicen en Chile: fue muy bacán.

- Y ahora que ya han pasado tres años desde el estallido social, ya ha pasado tiempo y usted está en Corea, ¿qué reflexiones y sentimientos tiene sobre lo que pasó en Chile durante el estallido social?

- Cada vez que veo mis fotos del estallido social, me sorprendo. Porque estuve ahí, en un momento muy importante y grande de la historia de Chile. A mi parecer, el estallido social es el evento más importante de la historia de Chile después del plebiscito del fin de la dictadura, de 1988, y de la independencia de Chile. Es lo que yo creo. 

Yo nunca esperé que ocurriera el estallido social, cuando llegué ahí de intercambio, y al principio estaba preocupado, porque es un momento difícil de vivir para un joven de 22 años. Pero ahora estoy agradecido de haber estado allí. 

Después, he visto noticias sobre Chile, sobre la elección del presidente Gabriel Boric y las elecciones sobre la Constitución. Y pienso que el estallido fue un movimiento grande para la historia de Chile. Y cuando veo mis fotos, deseo que Chile sea mejor y que crezca. Lo pienso como un ciudadano que estuve en Santiago de Chile en 2019, y yo creo que era el sueño de todos los que estaban allí en el estallido social. Aún para las personas que no tenían la nacionalidad chilena ni pasaporte de Chile, los que estuvimos en Plaza Dignidad, creo que todos queremos que Chile sea grande y mejor como país. Espero que Chile mejore siempre en todo, incluso ahora siendo un buen país, espero sea aún mejor.

 

Este artículo es de la periodista chilena Lisette Fossa y se reproduce con el gentil permiso del medio chileno Interferencia.

La foto es del estudiante surcoreano Pio Park.