Análisis & Opinión

TLC entre Colombia y Costa Rica

José Roberto Concha

José Roberto Concha es el director del Consultorio de Comercio Exterior (Icecomex)  y jefe del departamento de mercadeo y negocios internacionales de la universidad Icesi (Colombia). Con un Master of Management y un Phd en Mercadeo de Tulane University en New Orleans, Estados Unidos. Trabajó durante 13 años como gerente de mercadeo en Miles Laboratorios y en Sucromiles, y por 16 años se desempeñó como gerente general de empresas del país y del exterior como Comolsa, Valores en Carvajal S.A., Offsetec en Quito, Ecuador y Zona franca Palmaseca. Dicta cátedras en negocios internacionales y mercadeo en la Universidad Icesi y dicta cursos en estas materias en Ecuador y Bolivia en los MBA de Espol y de la Universidad Católica, respectivamente.

  • Lun, 12/10/2012 - 23:41

Con éxito se llevó a cabo en Cali la tercera ronda de negociaciones para la firma del tratado de libre comercio entre Colombia y Costa Rica. Solo faltan cuatro capítulos de los 22 por negociar y los principales temas que se trataron tuvieron que ver con normas de origen, acceso al mercado de bienes agrícolas e industriales, normas sanitarias y fitosanitarias y servicios financieros entre otros.

Después de México, Costa Rica es la segunda economía más importante de Centroamérica, con uno de los mejores indicadores económicos de la región -en 2011 creció 4,2%- y un mercado de casi 4,7 millones de habitantes. 

En cifras, las exportaciones colombianas al país centroamericano son importantes: para el año 2011 alcanzaron los uS$456 millones y fueron representadas principalmente por productos no tradicionales como polipropileno, insecticidas, abonos minerales o químicos, papel kraft,  textiles y confección, medicamentos y plástico. Contrastando esta cifra, las exportaciones costarricenses a Colombia fueron tan solo de US$48 millones, factor que ha suscitado preocupación  en diversas organizaciones del sector productivo costarricense como la Cámara de Industrias, la Cámara de la Industria Alimentaria y la Cámara Nacional de Agricultura; dada la mayor competitividad industrial de Colombia y las asimetrías en el tamaño de la economía de ambos países. 

El cierre de un TLC con Costa Rica para el año 2013 representaría para la región Pacifico (Valle, Cauca, Nariño y Chocó) oportunidades muy positivas de expansión y penetración de mercados en productos como confites, caramelos, dulces con rellenos, chicles y otras gomas de mascar y chocolates.

Aunque estos factores han afectado el cierre de algunos capítulos de la negociación, otros frentes empresariales ven con mejores ojos el tratado dado que la creación de un TLC con Colombia es un requisito que le hace falta al país centroamericano para poder integrarse como miembro pleno a la Alianza del Pacífico conformada por países como México, Perú, Chile y Colombia, y que promueve el intercambio, desarrollo y competitividad de las naciones que lo conforman.

El cierre de un TLC con Costa Rica para el año 2013 representaría para la región Pacifico (Valle, Cauca, Nariño y Chocó) oportunidades muy positivas de expansión y penetración de mercados en productos como confites, caramelos, dulces con rellenos, chicles y otras gomas de mascar y chocolates. 

En cuanto a la cadena textil y de confecciones también podrían considerarse hilados y tejidos para la confección de ropa interior, textiles de ropa de marca y artículos para el hogar, así como producción cintas transportadoras, filtros, materiales de aislamiento, textiles para empaques, alfombras, redes, etc. Materiales de construcción, instrumentos y aparatos eléctricos dada la demanda creciente por energía, muebles y carpintería arquitectónica, iluminación, productos de aseo con ingredientes naturales, joyería y bisutería, también son demandados por el mercado costarricense. Por último, el sector servicios, representaría una favorable oportunidad para instituciones bancarias, de turismo y desarrollo de software.

En resumen, este nuevo TLC con una nación más pequeña que Colombia, abre para empresarios de la región nuevas oportunidades de internacionalización con productos y servicios en un mercado que aunque no es muy grande, brinda la oportunidad de una región con una gran afinidad cultural y posibilidad de exportación a través de buenaventura.

José Roberto Concha

Ver más columnas del autor

Comentarios