En el contexto del aletargado crecimiento económico mundial actual, cualquier acción proteccionista sería una pesadilla y el proteccionismo no puede ser un antídoto para la frágil economía global, declaró un economista estadounidense en una mesa redonda en Beijing.

Al asistir a las conversaciones de mesa redonda sobre Relaciones China-Estados Unidos-Canadá bajo la Administración del presidente Donald Trump, Richard N. Cooper, un economista estadounidense, estadista y profesor en la Universidad de Harvard, advirtió sobre las posibles consecuencias del proteccionismo.

La economía mundial es frágil en la actualidad y cualquier acción seria hacia el proteccionismo "impedirá el crecimiento de la economía mundial", dijo Cooper.

Cooper indicó que la economía mundial está entrando en un período de estancamiento secular y que sería "sumamente imprudente" realizar graves acciones proteccionista ahora.

Cooper se refirió al crecimiento del proteccionismo en Occidente, donde algunos políticos europeos predican el proteccionismo y aislacionismo para ganar votos.

Con respecto a la administración Trump, el proteccionismo comercial naturalmente no le ayudará a generar empleos para los estadounidenses locales, afirmó Cooper, quien añadió que cree que Trump no puede ser clasificado como antiglobalizador.

"Él está a favor del libre mercado porque eso genera ganancias para Estados Unidos", mencionó.

Sobre las autoridades chinas, el economista señaló que han manejado correctamente la economía de China en las últimas tres décadas.

A pesar de una ligera desaceleración, la economía de China tuvo un crecimiento de 6,7% anual en 2016, superando a la mayoría de las demás economías y representando más de 30 por ciento del crecimiento global, de acuerdo con el Buró Nacional de Estadísticas.

Para 2017, China ha establecido su objetivo de crecimiento del producto interno bruto (PIB) en alrededor de 6,5%, lo que condujo a la reconstrucción de la confianza en la economía global.

"La participación de China en la economía mundial seguirá creciendo", señaló Cooper, quien expresó su confianza en que el gobierno chino manejará correctamente la economía del país en los próximos 20 años.