Cuatro de los cinco fondos de pensiones cerraron con rentabilidades positivas el año 2016, según el informe que elabora mensualmente la Superintendencia de Pensiones y que fue presentado este jueves por su titular, Osvaldo Macías.

Los fondos E -más conservador- y D -conservador- lideraron las ganancias anuales con avances de 3,89% y 2,60% reales en doce meses.

En ambos casos, los resultados se explican por el positivo desempeño que tuvo durante el año pasado la renta fija nacional. En diciembre, ambos fondos rentaron 1,76% y 1,43% respectivamente.

En tanto, los fondos C -intermedio- y B -riesgoso- terminaron el 2016 con rentabilidades reales de 1,74% y 1,07% respectivamente. Ambos portafolios se vieron favorecidos por el rendimiento de la renta variable y fija local.

Lo anterior fue contrarrestado, en parte, por el desempeño negativo que registraron las inversiones en renta variable extranjera. En diciembre, ambos fondos subieron 0,78% y 0,07% real.

Finalmente el fondo A -más riesgoso- mostró una rentabilidad real anual de -0,87%, afectado principalmente por el desempeño de la renta variable extranjera.

Los Fondos de Pensiones tienen una perspectiva de largo plazo. Macías recalcó: “Tanto cuando suben como cuando bajan las rentabilidades, no es recomendable que se intente una estrategia de corto plazo, pues estos recursos tienen como único objetivo financiar las pensiones al momento del retiro”.

El superintendente entregó cifras respecto al número de cambios de fondos efectuados durante 2016: 533.036 cuentas se traspasaron al fondo E provenientes principalmente de los fondos A y B.

“Lo importante es que las personas se informen antes de tomar una decisión de cambio de fondo, tomando en consideración su perfil de riesgo y su horizonte de inversión”, agregó.

Al 31 de diciembre de 2016, el valor de los Fondos de Pensiones alcanzó los US$ 174.480 millones ($116.428.630 millones), registrando una variación del 3,5% respecto al mismo día de 2015.