En medio de un clima económico, financiero y político volátil, para muchas ciudades de América Latina pareciera que el marcar el paso y no retroceder ya es noticia para sentirse agradecido. 

Con la excepción de Bogotá, no es el caso de las ciudades colombianas del Ránking de Mejores Ciudades para hacer Negocios de AméricaEconomía. Lo anterior se demuestra por la subida constante de posiciones de ciudades cafeteras, como es el caso de Medellín, que sube cuatro escalones al puesto número once. 

El crecimiento sustancial de esta ciudad se debe principalmente a la dimensión sustentabilidad medioambiental, en la que crece siete puntos. En la práctica ello se relaciona con la inauguración del tranvía, con un total de nueve estaciones de transporte eléctrico gestionadas por la municipalidad...

Para seguir leyendo esta introducción y ver todo el ránking, haga clic aquí.