Examen al Audi A3 Sedan 1.8 TFSI S tronic 7v Ambition

Latinoamérica, México, Perú

Aunque las berlinas de tres cuerpos están en franca decadencia en el avanzado mercado europeo, esta solución no deja de ser la de mayor volumen de ventas en el resto del mundo.

Los perfiles del coche están marcados por líneas de carácter laterales que imprimen a su imagen una tensión que hasta ahora no ha sido habitual en la marca.

  • Lun, 02/10/2014 - 18:37

Y parece que en Europa aún existe un pequeño mercado para esta solución tradicional, al menos a tenor del éxito, primero del Mercedes-Benz CLA, que ha supuesto un revulsivo para este segmento por su atrevido diseño, y ahora con el nuevo A3 Sedan.

Esta ha sido una idea inicialmente desarrollada para los países en los que más se aprecia la berlina tradicional, especialmente los asiáticos, que ha sido traída a los mercados europeos ante el éxito del competidor y las posibilidades que ha ofrecido una crisis en la que casi todo el mundo ha tenido que bajar un escalón en la compra de nuevo coche.

El A3, frente a su oponente más directo en el mercado, propone un estilo menos incisivo pero más elegante, que, con toda probabilidad, exhibirá una mejor resistencia a la fatiga de un mercado que es receloso ante la modernidad excesiva.

Sobre las arquitecturas del A3 y A3 Sportback, los diseñadores han resuelta de una forma muy natural la suma del tercer volumen y han conseguido un corte de silueta con rasgos de un coupé. Los perfiles del coche están marcados por líneas de carácter laterales que imprimen a la imagen del coche una tensión que hasta ahora no ha sido habitual en la marca.

Esta nueva tensión en las líneas hace que el A3 Sedán sea muy expresivo. No pasa desapercibido y, en líneas generales, ejerce un fuerte poder de atracción.

Salvo la zona trasera, que marca una imagen distinta al resto de los Audi, aunque inconfundible como marca, los diferentes planos de observación nos descubren el A3 de nueva generación, con planos y líneas mucho más marcados que en su predecesor, a pesar de que en un vistazo superficial pueda parecer que apenas hay diferencias.

El nuevo A3 mantiene los rasgos básicos del modelo, pero con una evolución notable y muy depurada, que pone sobre la mesa un diseño más limpio que es un paso más en la evolución que terminará imponiendo un nuevo estilo Audi en el mercado, con transiciones no muy arriesgadas.

Esta es una opción, por supuesto criticable, pero a la que no se le puede negar inteligencia, porque la marca posee un diseño que funciona comercialmente, a pesar de la similitud existente entre los diferentes modelos del catalogo de Audi.

Consustancial a la marca de los anillos es el diseño de las luces, distinto en cada uno de los modelos, pero es capaz de identificar claramente que es un Audi.

Y en este caso, el A3 Sedan muestra un diseño particular delantero, pero también en la zona trasera, especialmente en la versión probada, con equipamiento LED en las cuatro esquinas, con un resultado vistoso, además de eficiente en visualización e identificación, que son los primeros objetivos de las nuevas iluminaciones.

Audi ofrece, según el acabado, distintas iluminaciones, hasta la opcional LED para la mayoría de las versiones, salvo para la Ambitión, que es de serie.

La marca también ofrece opciones en materia de gestión lumínica, como el asistente para las luces de carretera y el sistema "adaptive light", que genera siempre la luz más apropiada para ciudad, carretera o autopista, con luz especial de giro, de curva y todoclima.

La regulación gradual del alcance de las luces es otra de las funciones adicionales y opcional del sistema "adaptive light", cuyo funcionamiento radica en el procesado de los datos de imagen de una cámara de vídeo para detectar otros vehículos y poblaciones o del sistema de navegación, del que toma los datos de la ruta para saber si llega a un cruce o se aproxima un cambio de rasante, entre otros ejemplos.

Un aspecto relevante en este formato del A3 es el coeficiente de resistencia aerodinámica, menor que en el resto de las carrocerías, de 0,29, y debido a la optimización en zonas no visibles.

Cubiertas de material plástico reforzado con fibra de vidrio revisten los bajos del vehículo hasta la altura de los montantes B, o pequeños spoilers delante de cada rueda que ayudan a que la corriente de aire fluya sin pérdidas.

4037

Los bajos también han recibido tratamiento aerodinámico, de forma que los ingenieros del modelo han reducido la resistencia aerodinámica total alrededor de 12%.

En el interior, las diferencias con el resto de las carrocerías A3 no existen, con excepción del espacio ganado en favor de los pasajeros de la zona trasera, que gracias a la mayor distancia entre ejes mejora la posición de los pasajeros y el acceso a esta zona.

El tablero de a bordo esta diseñado de forma que se muestra como un bloque sin consola central, lo que favorece la sensación de espacio y elegancia.

En la zona superior central del tablero está instalada una pantalla de alta definición, mientras en la inferior, en el túnel central, con una arquitectura muy parecida a la del Audi TT, está ubicado el control del sistema MMI, con un botón giratorio cuya superficie superior es táctil y permite la escritura de letras y números para, por ejemplo, marcar un número de teléfono.

Audi está concediendo una especial importancia a los sistemas de información y entretenimiento a bordo, como el ya conocido MMI navigation plus, ahora mucho más completo, o el sistema de sonido Bang & Olufsen.

El MMI tiene en esta nueva fase al sistema Audi connect como un potente complemento que permite la conexión a Internet, siempre que sea posible, a través del rápido estándar de transferencia LTE (disponible a partir de noviembre de 2013), que posibilita velocidades de descarga de hasta 100 MBit por segundo.

El sistema ofrece un punto de acceso inalámbrico WLAN con el que los ocupantes del A3 Sedan pueden navegar por internet o acceder a su correo electrónico, mientras el conductor puede utilizar los servicios de internet personalizados integrados en el automóvil, como la navegación con imágenes de Google Earth y Google Street View, la Información de tráfico Audi online, hasta Facebook y Twitter.

4038

Otro nuevo servicio del sistema es la información de aparcamiento, que muestra plazas de aparcamiento, parkings y garajes subterráneos.

Puestos en el lado de la electrónica, el A3 Sedan es todo un compendio de avanzados sistemas de ayuda a la conducción, como el adaptive cruise control y abarca, entre otros, el Audi side assist, el Audi active lane assist, el reconocimiento de señales de tráfico, el asistente de aparcamiento con visualización del entorno y el sistema de seguridad Audi pre sense.

Hecho el repaso electrónico, de regreso al interior, este Sedan también exhibe una tenue iluminación creada por barras LED bien distribuidas, especialmente las de los  paneles de las puertas en la versión probada se utiliza una suave iluminación LED en algunas zonas del coches creándose un ambiente agradable y relajado.

En exterior e interior, el A3 Sedan puede equipar, como es el caso, el paquete S line, que proporciona mas tensión expresiva a todo el coche,, gracias a la suma de numerosos aditamentos que engordan la carrocería y a distintas combinaciones de pintura, tapicerías y paneles interiores.

El A3 Sedan ha sido desarrollado sobre la misma batalla (distancia entre ejes) que la versión de carrocería Sportback. El tercer volumen suma 14,6 centímetros sobre los 4,31 metros del A3 de cinco puertas, hasta llegar a los 4,45 metros.

El "añadido" lleva el volumen del maletero a 425 litros, ampliables a 880 litros si se pliega el respaldo de la banqueta trasera.

El A3 Sedan se beneficie del trabajo realizado por la ingeniería de Ingolstadt en materia de construcción ligera. El Sedan no tiene una referencia comparativa, pero en el caso del A3 Sportback, de cuya plataforma deriva, el adelgazamiento es de hasta 90 kilogramos, debido a la utilización de aceros avanzados, de gran resistencia y más ligeros, aluminio y composites.

La versión probada es la equipada con uno de los motores modernizados de gasolina, el 1.8 TFSI, que ha recibido numerosas mejoras que han permitido una mejora del consumo medio que se sitúa en los 5,6 litros oficiales y unas emisiones de CO2 de 129 gramos por kilómetros, muy cerca de la exención del Impuesto de Matriculación.

4039

Una de las innovaciones en este motor es la inyección indirecta adicional que complementa a la inyección directa de gasolina en régimen de carga parcial.

El sistema inyecta el combustible al final del colector de admisión, donde se mezcla intensamente con el aire, y ello hace que se baje el consumo y las emisiones de partículas.

Este motor, que es ligero, además, con sólo 140 kilos de peso, está asociado en este caso a la transmisión S tronic de siete velocidades y doble embrague.

El cambio está formado por dos engranajes, con dos embragues multidisco. El embrague de mayor tamaño es externo y transmite el par a través de un árbol macizo a los discos de las marchas primera, tercera, quinta y séptima.

Alrededor del árbol macizo gira un árbol hueco que acciona los engranajes de las marchas segunda, cuarta y sexta, así como de la marcha atrás. Este árbol está conectado al segundo embrague de menos tamaño y se encuentra dentro del interior del mayor.

 El sistema permite que cuando está engrana y conectada al motor una de las marchas, la siguiente también lo está, pero girando sin conexión al motor. Ello hace que en el momento del cambio la transición es muy rápida, prácticamente inexistente.

El sistema funciona de forma totalmente automática, con una modalidad estándar y otra deportiva, pero puede hacer manualmente mediante la palanca de cambio con movimiento en línea, secuenciales, o mediante dos levas situadas detrás del volante, aunque esta es una opción.

Esta combinación propulsora es muy deportiva y se acopla a un bastidor que admite sobradamente los 180 caballos de esta variante del 1.8 TFSI (sobre la misma base ha sido desarrollada la variante S3 con 300 caballos de potencia).

El tren de rodaje es, en la parte delantera común a todas las versiones (McPherson con brazos transversales triangulares) y el trasero es específico para las más potentes, basado en un eje de cuatro brazos muy eficiente, que mantiene muy amarrada la trasera del coche en los esfuerzos más exigentes.

El secreto del buen comportamiento dinámico de este Sedán se debe también al reparto de cargas entre el eje delantero y el trasero (60 % delante y 40 % detrás) y al tren deportivo de esta versión que rebaja al altura al suelo en 1,5 centímetros sobre el resto, a la que hay que sumar otro centímetro con el paquete deportivo S line.

Otro aditamento de mejora dinámica es el bloqueo transversal electrónico, que actúa como subfunción del control de estabilización ESC.

En cuanto la unidad de control detecta que la rueda delantera del lado interior de la curva pierde adherencia sobre ella actúan los frenos, de forma que el par excesivo fluye hasta la rueda ubicada en el exterior de la curva; al mismo tiempo, la diferencia entre las fuerzas de propulsión hace que el vehículo se cierre ligeramente en el radio, lo que resulta muy útil para el conductor.

Esta es una reacción que se percibe muy nítidamente en curva y puede confundirse con una actuación excesiva sobre el volante.

Otros sistemas también actúan sobre el estado de conducción, como el Audi drive select, de serie en esta versión (Ambition), que permite al conductor la elección entre varios ajustes del acelerador, servodirección, cambio y la regulación electromagnética de la amortiguación Audi magnetic ride, en cuatro combinaciones (comfort, auto, dynamic, individual o efficiency).

Con todo este arsenal, este A3 Sedan es una berlina poco común, fuera de los cánones turísticos que priman en estos tres volúmenes. Las condiciones son deportivas por principio, aunque admite todo tipo de conducción. Sin apurar, los consumos son realmente bajos y el sistema responde con un tacto agradable, en el que imperan el silencio mecánico y la ausencia de vibraciones.

En la versión probada se ha utilizado el neumático más ancho posible, en combinación con las llantas de 19 pulgadas y ello se traduce en un foco de intenso ruido de rodadura. Sobre 17 pulgadas la medida ya es generosa y, por supuesto, suficiente y más económica.

El bastidor de este cuatro puertas mantiene los matices deportivos de todos los A3. En línea recta es consistente y en curva todo va a depender del modo de conducción elegido en el sistema Audi drive.

En este medio es desaconsejable el modo más confortable, si se quieren evitar inclinaciones de la carrocería y cabeceos del tren delantero.

En curva y especialmente en montaña, la opción dinámica lleva la conducción a un mundo de sensaciones cercano a los coches más deportivos del mercado y con unos márgenes de seguridad muy elevados, puestos por la propia capacidad del bastidor y la ingente electrónica embarcada para resolver casi cualquier error de conducción.

El nuevo A3 Sedan se sitúa en el mercado en una posición de precios muy competitiva en relación a su único competidor directo, el CLA de Mercedes, que ofreciendo mucho menos, salvo 211 caballos de potencia, exhibe un precio muy elevado.

autor

EFE

Comentarios

|