El Servicio Federal de Supervisión Veterinaria y Fitosanitaria de Rusia conclusó que los estudios realizados en el Departamento de San Pedro y las documentaciones sobre las medidas de prevención de propagación de la aftosan se cumplieron a cabalidad.

Con esta conclusión decidieron que desde el 12 de febrero se levantan las restricciones temporarias impuestas sobre el citado departamento en los distritos de San Pedro, Lima y Nueva Germania.

Esto significa que Rusia podría comprar carne deshuesada bovina, carne ovina, porcina, leche, productos lácteos, productos terminados, alimentos de origen animal para animales y otros productos y materia prima obtenidos de la faena de animales susceptibles a fiebre aftosa.

El informe fue dado a conocer por el Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa) a través de un comunicado de prensa.