El gobierno paraguayo anunció que a partir de junio cobrará a Argentina entre US$180 y US$210 el megawatt/hora por la energía de Acaray. Sin embargo, el precio de mercado asciende a US$450 el megawatt/hora.

La viceministra de Minas y Energías, Mercedes Canese, anunció que Paraguay reajustará en un 30% el precio de la energía de la represa del Acaray.

De esta manera, el precio de venta se elevará de entre US$135 y US$165 a entre US$180 y US$210 el megawatt/hora, según explicó.

Las nuevas tarifas regirán a partir del 1 de junio, detalló la subsecretaria de Estado en una rueda de prensa ofrecida en el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC).

“Creemos que es un precio solidario, que ayuda a Argentina. Sabemos que está con problemas energéticos y financieros y entendemos”, manifestó al ser abordada sobre el bajo precio.

Reconoció que la propia Argentina vende su energía a Uruguay a un precio de entre US$400 y US$450.

Consideró, sin embargo, que con el reajuste anunciado en la fecha “nos acercamos más a los precios de mercado”.

Al ser insistida además sobre las trabas comerciales a los productos paraguayos, Canese indicó que los precios preferenciales se ofrecen porque se trata de un país miembro del Mercosur.

Mientras Argentina vende energía al doble del precio que paga a Paraguay, la venta de energía del Acaray al Uruguay no puede concretarse por las trabas argentinas.

En abril pasado se iniciaron las negociaciones para el nuevo reajuste de la tarifas.