Río de Janeiro. Petrobras informó este lunes que invertirá US$5.600 millones para aumentar la eficiencia y la productividad de los pozos de la cuenca Campos, cifra compuesta por los US$500 millones ya contemplados en el presupuesto de la petrolera más US$5.100 millones en recursos nuevos.

El plan no tiene previstas acciones en todos los pozos de la cuenca Campos, que se ubica en Río de Janeiro, pero abarca un cuarto de la producción de la empresa en Brasil, dijo la gerenta ejecutiva de ingeniería de exploración y producción de la compañía, Solange Guedes.

"No da para decir que la producción va a aumentar, pero la gestión de la depreciación va a mejorar y esa disminución de la producción se dará de forma más controlada", afirmó Guedes, en una conferencia con medios en Río de Janeiro.

Del total del proyecto, US$500 millones se invertirán en desembolsos ya previstos en el presupuesto de la compañía, mientras que otros US$500 millones serán gastos adicionales, cuyo origen no fue especificado.

Los US$4.600 millones restantes deberán ser recuperados con los ahorros logrados por la propia implementación de las medidas.

La iniciativa prevé 15 intervenciones que incluyen la mantención de equipos, cambio de sistema submarinos, retomar obras paralizadas y la estandarización de equipos -para facilitar las compras y pedidos a los proveedores.

Los pozos que serán intervenidos llevan funcionando más de 20 años y muestran un declive en la producción.

Petrobras planea intervenir en campos como Anequim, Cherne Vermelho y Carapeba.

Campos reconocidos por su vasta producción como Marlim Sul, Roncador y Marlim Leste no forman parte del proyecto porque aún no tocan el nivel de declive de producción de los otros yacimientos.

Las acciones de la petrolera perdían un 0,40% a las 19:02 GMT, mientras que el índice Bovespa subía un 1%.