Chile se coronó campeón regional de la paz. Así lo expresó el Global Peace Index 2017 que presentó el Instituto para la Economía y la Paz, estudio que mide la tranquilidad en 163 países alrededor del globo.

En el ránking mundial, Chile ocupa el puesto 24, mientras que a nivel latinoamericano encabeza el listado, seguido más abajo por Uruguay (a nivel mundial 35) y Argentina (55).

Mundialmente, el país más pacífico es Islandia. A continuación viene Dinamarca y Austria. Estos países lideran el IGP desde 2007.

Este estudio se realiza desde 2007 y se produce a partir de 23 indicadores cualitativos y cuantitativos como: los conflictos armados, los delitos violentos, la situación fronteriza y la cantidad de armas de un país determina su nivel de seguridad, relacionada directamente con los ingresos, la educación, la transparencia y la integridad y honestidad de los cargos públicos.

El documento, sin embargo, destaca que Chile aún posee “tensiones limítrofes” con Perú y Bolivia, las cuales se encuentran en resolución en la Corte Internacional de La Haya.

A la baja

La seguridad en el mundo ha descendido en estos últimos diez años, según concluye el Índice Global de la Paz (IGP), que apunta a varios factores de deterioro en zonas del mundo, como la turbulencia política en Estados Unidos, el ascenso del populismo en Europa y un factor global que ha marcado esta década: la nueva era de terrorismo global abanderada por el Estado Islámico.

Ni siquiera el leve descenso de la inseguridad registrado durante los últimos 12 meses -plazo en el que 93 países han mejorado su llamado "índice de paz", gracias a cierta reducción de los niveles de criminalidad y la eliminación de algunas prácticas puntuales de terrorismo de Estado- ha conseguido aplacar esta tendencia a la baja en un mundo donde tres regiones, el África Subsahariana, el norte de África y Oriente Próximo, permanecen como principales focos de conflicto y, peor aún, registran una desigualdad cada vez mayor entre las regiones seguras y las peligrosas.

Siria, el país más violento del mundo

Como cabía esperar, Siria sigue siendo el país más violento del mundo por delante de Afganistán, Irak, Sudán del Sur y Yemen, según el estudio, que destaca la alta peligrosidad que todavía pervive en países como Filipinas, Corea del Norte, Azerbaiyán, Rusia, Ucrania, Nepal o Colombia.

Con ocho países entre los diez más pacíficos del planeta (con Islandia al frente de la lista global), Europa sigue siendo la región más pacífica del mundo, seguida de Norteamérica, aunque el Viejo Continente ha experimentado un descenso de la estabilidad en el sudeste de Europa, "debido a un incremento del sentimiento nacionalista", según se detalla en el informe del análisis mundial.

Chile: temor a la baja

La realidad chilena pareciera ser la óptima en la región en cuanto a niveles de estabilidad social. Consultada la fundación Paz Ciudadana por la sensación interna de las personas en cuanto a su percepción de seguridad personal o sensación de convivir en un lugar pacifico, comentaron que sus estudios arrojan que en lo que va de 2017 existe una disminución en las personas que reconocen un “temor alto”, de un 21,1% a un 17,9%, respecto de la sensación de posible delito o inseguridad social. Solo en comunas de alto nivel económico en Santiago subió la percepción.

En lo que va de 2017, si bien baja la sensación de temor, aumentan los delitos en la calle. En términos locales ya hubo por lo menos 232.000 delitos de connotación social y 60.000 detenciones por delitos violentos o contra la propiedad, mientras que 2016 fue un año que registró un alto índice de victimización, situación no detectada desde el 2000, según Paz Ciudadana. Así, el 43,5% de los hogares ha sufrido un robo o intento de robo. Según la encuesta Cadem (a cargo de la homónima empresa de investigación de mercado y opinión pública), el 76% de la población chilena cree que la delincuencia o la sensación de inseguridad social o violencia no aumentó. 

La Subsecretaría del Interior y Carabineros de Chile, instituciones encargadas de la seguridad ciudadana, afirmaron que las cifras de Paz Ciudadana no marcan un aumento explosivo, pero si los ilícitos violentos en Santiago provocan una sensación ciudadana de temor. Por ejemplo, estos crecieron 0,3% entre enero y mayo de 2017, y son 752 los hechos policiales que ocurren a diario en el Área Metropolitana, según la ONG Víctimas de la Delincuencia.

A pesar de estas cifras, desde el centro de estudios Diálogo Interamericano afirmaron que en el caso de Chile "las instituciones sólidas y el alto índice de desarrollo humano contribuyen a la percepción de seguridad y confianza en las autoridades por parte de la población, y eso se ve reflejado en análisis o mediciones de carácter internacional”.

En cuanto a la región, los países al final de la tabla sudamericana son Venezuela y Colombia. “La relación entre los países vecinos es mayoritariamente pacífica, a pesar de la rara y periódica tensión entre Venezuela y sus  vecinos Colombia y Guayana”, se lee en el texto. También señala que la política interna trata de realzar el nacionalismo y que el presidente Nicolás Maduro está sumido en problemas políticos y económicos, por lo que se encuentra luchando por su “sobrevivencia”.