Transparencia Internacional pide más cambios a la FIFA

Europa, Global

La entidad dijo que, pese a las recientes medidas, el organismo que rige el fútbol mundial aún daba la impresión de estar dirigido como "una red de viejos amigos".

La FIFA debería limitar los mandados de los altos cargos, crear un grupo independiente para estudiar las acusaciones de corrupción y "abrazar la transparencia", dijo el organismo de estudio de la corrupción.

  • Mar, 08/16/2011 - 10:44

Berna. La FIFA debería limitar los mandados de los altos cargos, crear un grupo independiente para estudiar las acusaciones de corrupción y "abrazar la transparencia", dijo el organismo de estudio de la corrupción Transparencia Internacional (TI) el martes.

TI dijo que, pese a las recientes medidas, el organismo que rige el fútbol mundial aún daba la impresión de estar dirigido como "una red de viejos amigos".

La FIFA reaccionó rápidamente a las conclusiones de TI, emitiendo un comunicado que decía: "El presidente de la FIFA ya dijo públicamente en octubre de 2010 que la FIFA mostraría tolerancia cero hacia cualquier forma de corrupción en el fútbol".

"Aunque la FIFA reconoce que hay trabajo por hacer, está convencida de que las medidas que se han puesto en marcha y la dirección que se ha tomado ayudará a reforzar más la gobernanza de la FIFA en cooperación con el comité ejecutivo de la FIFA, las asociaciones miembros, las confederaciones y otros participantes".

TI, sin embargo, dijo que aún era necesario alcanzar un gran acuerdo en la FIFA y pidió un nuevo grupo anticorrupción compuesto de representantes de fuera de la FIFA, como un estadista veterano, patrocinadores, medios y sociedad civil, y de dentro del fútbol, como los jugadores, implicados en el fútbol femenino, árbitros y seguidores".

En su informe, el organismo con sede en Berlín, que publica un índice mundial de las naciones menos corruptas, dijo: "La FIFA es una organización no gubernamental, sin ánimo de lucro y una compañía mundial con grandes ingresos, envergadura sin precedentes, influencia política y un enorme alcance social en todo el mundo".

"La FIFA dice que quiere la reforma, pero los escándalos sucesivos de corrupción han dejado la confianza pública en el punto más bajo de todos los tiempos", dijo Sylvia Schenk, destacado asesor de TI en el deporte.

"Trabajar con un grupo de vigilancia - acatando sus consejos, dándole acceso, dejándole participar en las investigaciones - mostrará si va a haber un cambio verdadero. El proceso tiene que empezar ahora", añadió.

Joseph Blatter, de 75 años y reelegido presidente de la FIFA para un cuarto mandato en junio, prometió crear un nuevo comité que actúe como regulador, mencionando al ex secretario de Estado estadounidense Henry Kissinger y al tenor español Plácido Domingo como posibles miembros.

Aún tiene que anunciar más detalles.

En su informe, el organismo con sede en Berlín, que publica un índice mundial de las naciones menos corruptas, dijo: "La FIFA es una organización no gubernamental, sin ánimo de lucro y una compañía mundial con grandes ingresos, envergadura sin precedentes, influencia política y un enorme alcance social en todo el mundo".

Sin embargo, dijo que la FIFA sólo respondía ante sus 208 asociaciones, que elegían al presidente y que, a cambio, recibían donaciones del organismo.

"Esta falta de obligación de dar cuentas al mundo exterior hace poco probable que el cambio provenga de dentro de la organización o de la base de las organizaciones del fútbol", añadió el informe.

La FIFA se ha visto sacudida por una serie de escándalos de corrupción en el último año.

Dos miembros del comité ejecutivo fueron sancionados en noviembre pasado por ofrecer supuestamente vender sus votos en el proceso de selección de la sede del Mundial 2018 y 2022, que fueron concedidos respectivamente a Rusa y Qatar.

El mes pasado, el responsable de la Confederación de Fútbol Asiático, Mohamed Bin Hamam, fue apartado del organismo de por vida por intentar comprar votos en la elección presidencial de junio, en la que era candidato.

El miembro del comité ejecutivo Jack Warner, que tenía muchas influencias en la FIFA, dejó su cargo tras ser investigado por el mismo caso.

Más escándalos. Todas las decisiones las tomó el comité de ética de la FIFA, pero TI dijo que no había ido bastante lejos.

La falta de una investigación plenamente transparente deja sin tocar la raíz del problema", dijo.

"Escándalos similares han golpeado a la FIFA antes, y sin un proceso global que aborde todas las acusaciones del pasado, con consecuencias para todo el que se haya comportado de forma no ética y/o dado o recibido sobornos, probablemente volverán a producirse".

Añadió que las audiencias del comité de ética se celebraron a puerta cerrada y dijo: "Los miembros del comité de ética son designados por el comité ejecutivo de la FIFA, lo que plantea dudas sobre su independencia, y ninguna de las acusaciones discutidas entre la opinión pública se han abordado".

TI dijo que la FIFA tenía que hacer más para mejorar sus estándares de contabilidad.

"Los responsables del fútbol mundial siguen dando la impresión de operar como una 'red de viejos amigos'".

596

"Con sólo tres presidentes desde 1961 y el actual presidente en su cuarto mandato, la FIFA no cumple los patrones de rotación de los puestos principales establecidos por las empresas o por otras organizaciones grandes".

Los puestos en el comité ejecutivo y financiero, que actualmente no tienen límite de tiempo, deberían acotarse a dos mandados.

Al citar algunas de las mejoras que sugiere, TI dijo: "Una nueva era para la FIFA exige una revisión de su gobernanza interna y la introducción de transparencia y responsabilidad en el proceso de toma de decisiones y las operaciones".

"Es un paso crítico que la FIFA debe dar si quiere convertirse en una organización transparente, responsable y sostenible", añadió.

El texto concluyó: "A lo largo de su historia, los trabajos del organismo que rige el fútbol han sido opacos. Sin embargo, la gente de todo el mundo, en todos los caminos de la vida, está pidiendo que esto acabe y exigiendo responsabilidad de quienes están en el poder".

"Si la FIFA quiere construir transparencia, debe abrazar la transparencia", apuntó.

"El organismo del fútbol deber ser un ejemplo del juego limpio que promueve en el campo".

En su defensa, la FIFA dijo que había leído y celebraba el informe, añadiendo: "El presidente de la FIFA (..) insiste que especialmente tras el Congreso de la FIFA del 1 de junio de 2011, la FIFA sigue comprometida con la tarea de continuar mejorando su organización, con un foco importante en aumentar la transparencia y actuar con tolerancia cero frente a cualquier forma de corrupción".

autor

Reuters

Comentarios