Quito cumple 478 años con mirada de futuro y conservando tradiciones

Ecuador

El visitante extranjero la puede descubrir histórica –en el centro–, alegre y convicta ­en el sur–, moderna y vertiginosa ­–en el norte–. La capital ecuatoriana esta de aniversario este jueves.

El centro histórico de Quito, el más grande de América –con cerca de 600 manzanas conservadas, cuenta ahora con una nueva cara con el programa de regeneración urbana y humana.

  • Mié, 12/05/2012 - 15:44

Quito. La capital ecuatoriana cumple, este próximo 6 de diciembre, 478 años de fundación española. Sus calles y paredes parecen dar cuenta del paso de todos esos años en esta ciudad de 2.239.141 de habitantes. El visitante extranjero la puede descubrir histórica –en el centro–, alegre y convicta ­en el sur–, moderna y vertiginosa ­–en el norte–.

El sur capitalino ha sido testigo de una incesante migración campesina. Los colores de sus fachadas muestran las costumbres que traen el verde del campo, la comunidad, el trabajo conjunto de los ciudadanos. El sur está hecho de mingas, de solidaridad. Hay sitios emblemáticos en ese sitio donde llueve con frecuencia: está la cima de la libertad –lugar fundamental para la derrota sobre el yugo español–, el panecillo –que observa a la ciudad, aunque le da la espalda al sur–, la calle Michelena –que conjuga sabores, olores y tradiciones de este Quito milenario–.

Ese mismo sur, antes tan olvidado,  acoge ahora a un moderno terminal terrestre que permite la conexión de la capital con el resto del país. Los modernos centros comerciales que tiene son los que más dinero en efectivo mueve, la construcción ha crecido de modo tal, que ya no se sabe dónde están los límites de la metrópolis.

El centro histórico de Quito, el más grande de América –con cerca de 600 manzanas conservadas, cuenta ahora con una nueva cara con el programa de regeneración urbana y humana que efectuarán en conjunto el gobierno nacional y el municipio local.

Esta zona es el principal destino turístico de la capital, ha restaurando sus antiguas edificaciones y derrumbando otras que, sin ser patrimoniales, presentan deterioro y afean la estética, como por ejemplo el penal García Moreno.

Los edificios que sean retirados serán convertidos en espacios para áreas verdes. Existe un proyecto que contempla trasladar escuelas de arquitectura de las universidades públicas y ciertas embajadas a este emblemático sector, donde, además, se aspira a que se establezcan hoteles de categoría cinco estrellas.

Hace 34 años, un 8 de septiembre de 1978, la Unesco (Organización para la Educación, la Ciencia y la Cultura de las Naciones Unidas) declaró a Quito como Patrimonio cultural de la humanidad. Sus casas coloniales, iglesias, monasterios, calles y demás edificaciones han convertido a esta ciudad en un “valor universal”.

2087

Las iglesias del Centro Histórico como La Compañía y los monasterios de San Francisco y Santo Domingo constituyen enaltecidos ejemplos de la arquitectura barroca de Quito, resultante de la mezcla de las influencias española, italiana, morisca, flamenca e indígena.

Un paseo por el centro histórico de Quito es un viaje en el tiempo… Las iglesias de La Catedral, La Compañía de Jesús, El Sagrario, entre otras, son parte del ingente patrimonio arquitectónico del que son dueños Quito y sus habitantes.

La tradición religiosa marca profundamente la vida cotidiana de los capitalinos. Las prácticas religiosas han influido en la división del tiempo, de los espacios, del hablar, del vestido y hasta de la gastronomía.

La Compañía de Jesús es una de las obras más significativas del estilo barroco en la arquitectura de la región. Su construcción inició hacia 1605 bajo las órdenes del sacerdote Nicolás Durán Mastrilli, y concluyó en 1765.

La iglesia de San Francisco es un edificio erguido en medio del centro histórico capitalino, frente a la plaza del mismo nombre. Esta edificación es el conjunto arquitectónico de mayor dimensión dentro de los centros históricos de toda América. 150 años demoró su construcción.

La Catedral Metropolitana, por su ubicación en el corazón de la ciudad histórica y su condición de templo mayor de la urbe, es uno de los símbolos religiosos de mayor valor espiritual para la comunidad católica de la ciudad. En definitiva, su construcción duró alrededor de 244 años.

En esta iglesia se encuentran sepultados los restos del Mariscal Antonio José de Sucre y de varios ex presidentes de la República.

Las paredes de estos y otros templos; las calles del Centro Histórico capitalino, esconden aún cientos de historias ocultas.

En cuanto al norte de Quito, sector caracterizado por modernas edificaciones, enormes parques y concentración del aparato ministerial ecuatoriano, es la cara que mira al futuro. En este sector están colegios emblemáticos como el Mejía, 24 de Mayo, Manuela Cañizares, entre otros cientos.

El parque La Carolina y el Metropolitano acogen a los capitalinos y sus nuevas costumbres de hacer deporte, son un espacio donde las familias se reúnen, juegan, comparten el tiempo de ocio. El monumento a la Mitad del Mundo, el Teleférico y otras varias atracciones hacen de esta ciudad un ícono de América, la primera luz de libertad del continente, un patrimonio que debe cuidarse para quienes vienen detrás de los que hoy trashumamos por su historia.

autor

Agencia de Noticias Públicas del Ecuador (Andes)

Comentarios