El presidente Barack Obama exhortó a los latinos residentes en Estados Unidos a apoyar el proyecto de ley para generar empleos, presentado ante el Congreso, y también la reforma integral del sistema migratorio.

El proyecto enviado al Capitolio por la Casa Blanca, reducirá los impuestos a la renta a unos 25 millones de trabajadores latinos y también a unas 250 mil empresas de propiedad de hispanos residentes en territorio estadounidense.

El costo del proyecto asciende a US$447 mil millones y se espera que active sectores como el de construcción, que emplea a muchos latinos.

Durante la gala anual de premios del Instituto del Grupo Hispano del Congreso, Obama también subrayó que la iniciativa ayudaría a 344 mil carpinteros o albañiles hispanos a encontrar trabajo.

El mandatario estadounidense también criticó a los congresistas republicanos que no apoyan la reforma migratoria integral y el Dream Act, que posibilitará formalizar a los jóvenes indocumentados llevados a Estados Unidos por sus padres cuando eran niños.

“Si vamos a hacer grandes cosas, sea aprobar este proyecto de ley para generar trabajo, el Dream Act, o la reforma migratoria integral, necesito que el Congreso actúe conmigo”, subrayó.