Presidente de Bielorrusia dice que prefiere ser dictador que gay

Europa

El mandatario bielorruso Alexander Lukashenko respondió así a las sanciones económicas impuestas por Alemania y anunciadas por su canciller Guido Westerwelle, quien ha reconocido públicamente su condición homosexual.

  • Lun, 03/05/2012 - 08:56

El presidente de Bielorrusia Alexander Lukashenko aseguró a la agencia de noticias Reuters que prefiere “ser dictador que gay” en respuesta a las declaraciones del ministro de relaciones exteriores de Alemania Guido Westerwelle, quien lo calificó como “el último dictador de Europa”.

Westerwelle que ha reconocido públicamente su condición homosexual, ha sido el encargado de anunciar las sanciones que Berlín impone a Bielorrusia por cuenta de las presuntas violaciones de los derechos humanos perpetradas por el gobierno de Lukashenko.

La Unión Europea adelanta una serie de medidas políticas y económicas enfocadas a presionar al gobierno de Bielorrusia que estaría reprimiendo a la sociedad civil con el objetivo de aferrarse en el poder que ostenta desde 1994.

Lukashenko ha rechazado los señalamientos de la UE y ha asegurado que en la región persiste un estado de "histeria absoluta".

autor

ELESPECTADOR.COM

Comentarios