Presupuesto de Chile 2012 prevé un endeudamiento por hasta US$6.500M

Chile

El presidente Sebastián Piñera dio a conocer este jueves el plan presupuestario, que elevaría 5% el gasto público el 2012 a más de US$60.000 millones, en línea con una expansión similar del Producto Interno Bruto (PIB), que daría un impulso a la inversión educacional para desactivar un extendido conflicto estudiantil.

El proyecto presupuestario fue enviado para su discusión en el Congreso y debe ser aprobado antes de fin de mes.

  • Dom, 10/02/2011 - 17:05

Santiago. El proyecto de presupuesto fiscal de Chile para el 2012 autoriza al gobierno a endeudarse en el mercado local o en el extranjero por hasta un equivalente a US$6.500 millones, menos que el año pasado, en medio de la incertidumbre económica global.

En la iniciativa, publicada el fin de semana en el sitio en internet de la Dirección de Presupuesto (www.dipres.cl), se pide autorización para "contraer obligaciones, en el país o el exterior, en moneda nacional o monedas extranjeras, hasta por la cantidad de US$6.000 millones por concepto de endeudamiento".

El proyecto contempla la opción de suscribir obligaciones por hasta US$500 millones adicionales.

El presidente Sebastián Piñera dio a conocer este jueves el plan presupuestario, que elevaría 5% el gasto público el 2012 a más de US$60.000 millones, en línea con una expansión similar del Producto Interno Bruto (PIB), que daría un impulso a la inversión educacional para desactivar un extendido conflicto estudiantil.

En el documento, el gobierno advierte que el próximo año estará marcado por una inestable situación internacional y una desaceleración de las mayores economías del mundo, que podría afectar al crecimiento de un país que vive de su comercio exterior.

El plan "ha sido formulado de manera consistente con una meta de déficit estructural para el Gobierno Central Consolidado de 1,5% del PIB, lo que nos mantiene avanzando gradualmente hacia la meta de déficit estructural de 1% del PIB en 2014", explicó el documento.

El balance estructural es una política implementada en el 2001 que busca proyectar la situación del Fisco con una perspectiva contracíclica de mediano plazo.

En la práctica, el balance estructural significa ahorrar en tiempos de bonanza, cuando se reciben ingresos que se sabe son sólo transitorios, para poder gastarlos cuando se enfrentan coyunturas que hacen caer los ingresos o aumentan las necesidades de gasto.

El 2011, el proyecto de presupuesto autorizaba al gobierno a endeudarse por hasta un equivalente de US$7.800 millones.

Las estimaciones para el próximo ejercicio se apoyan en un vigoroso crecimiento esperado para el Producto Interno Bruto (PIB) del país, que se estima en torno a 5,0%, aunque la cifra exacta prevista en el proyecto será dada a conocer la próxima semana por el ministro de Hacienda, Felipe Larraín.

El proyecto presupuestario fue enviado para su discusión en el Congreso y debe ser aprobado antes de fin de mes.

autor

Reuters

Comentarios